Martes, 25 de Junio de 2024 Nubes 9.8 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 9.8 °C nubes
 
Dólar BNA: $949
Dólar Blue: $1290
Mundo

La familia del bebé argentino rehén de Hamas contó cómo sucedió el ataque: "Esto es toda mi vida ahora"

bebé argentino secuestrado por Hamas el 7 de octubre.

La familia del bebé argentino de 10 meses de edad que había sido secuestrado como rehén por Hamas el pasado 7 de octubre se comunicó con la prensa para expresar su preocupación y contar detalles de la violenta captura.

El bebé, llamado Kfir Bibas, fue secuestrado el día del primer ataque de Hamas a la Franja de Gaza cuando tenía 9 meses de edad. Se encontraba en su casa del Kibutz Nir Oz junto a su hermano de 4 años, Ariel, y sus padres, Yarden (34) y Shari (32). La familia de cuatro fue secuestrada por el grupo terrorista y el abuelo de los nenes, Eli Bibas (66), expresó que la búsqueda constante por la liberación de los rehenes no lo deja descansar: "esto es ahora toda mi vida", y demandó que el tema no desaparezca de la agenda, "tenemos que llevarlos a casa", exigió.

El padre de Yarden contó los detalles de esa mañana de horror, cuando Hamas comenzó los ataques aéreos y el secuestro de rehenes: el abuelo tenía planeado caminar 20 minutos desde su casa a media mañana para visitar a la familia de su hijo. A eso de las 6:30 escuchó las sirenas antiaéreas y tuvo que cambiar de planes y encerrarse en la habitación reforzada que tienen todos en Gaza para protegerse de las bombas.

Contó que inmediatamente se puso a tratar de contactar a sus hijos para asegurarse de que estuviesen bien: "al igual que el resto de las comunidades fronterizas de Gaza, estaban en una habitación sellada", contó. Yarden le envió un mensaje a su hermana Ofri, contándole lo que estaba pasando en Nir Oz.

El padre a las 9:45 envió otro mensaje de texto: "Están adentro". Lo próximo que supo Eli de su familia le llegó a través de video difundido por Hamas, donde aparece su nuera sosteniendo a ambos chicos en brazos, con una expresión de pánico y rodeada de terroristas.

Una de las intervenciones que pide por la liberación del bebé Bibas.

Tres días después aparecía otro video, esta vez de su hijo ensangrentado, con una herida en la cabeza, y un terrorista sujetándole la garganta con una mano y un martillo en la otra.

Ofri, tía del bebé secuestrado, se había mudado del kibutz para alejarse de los ataques con misiles. Yarden había estado pensando en hacer algo similar, contó su padre, y también había comprado una pistola.

Desde el secuestro de su hermano, Ofri comenzó a presionar para mantener en agenda la historia y reclamar por la liberación de su hermano, su cuñada y sus sobrinos. Viajó a Londres, a Chipre y a Ginebra para presentar el caso en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

"Esto es lo primero que quiero gritar y decir que todo el mundo tiene que condenarlo y hacer todo lo posible para traerlos de vuelta lo antes posible. Porque todos los días es peligroso para ellos", sostuvo.

Y alertó: "Y también un grito para las organizaciones de salud que dicen que alguien tiene que ir y averiguar cuál es su condición. No sé si mi hermano se está ocupando de su herida. No sé si está vivo o muerto".

Está pasando