Lunes, 15 de Julio de 2024 Cielo claro 6.4 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 6.4 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $960
Dólar Blue: $1500
Policiales

Cayó una red de trata que operaba como agencia de OnlyFans: Captaban a las víctimas bajo la promesa "sé tu propia jefa"

Bajo la fachada de "venta de contenidos" en OnlyFans, una red de trata captaba mujeres y las explotaba sexualmente de manera física y virtual para que hicieran contenidos que eran transmitidos online las 24 horas.

Las mujeres eran captadas para la "agencia de Only más profesional de Argentina", como se denominaban, a través de las redes sociales, donde difundían los servicios de "coaching" para mujeres que quisieran empezar a usar OnlyFans. La organización de tratantes, denunciada por cuatro víctimas, operaba entre Buenos Aires y Rosario desde 2021. Tenían 150 mujeres filmando en simultáneo en hoteles de la Ciudad de Buenos Aires y Rosario.

La red funcionaba bajo la fachada de estudios de modelos: Argentina Studios, Rosario Models, MR Studios, Soul y Webcam Group eran algunos de los nombres que le ponían. En las denuncias las víctimas testimoniaban que las obligaban a realizar prácticas específicas y que eran sancionadas si se negaban, o si paraban para ir al baño o para comer. La red estaba integrada por argentinos, venezolanos y colombianos, según la investigación.

Desde el "estudio de Only" les prometían a las víctimas ganancias de entre 500 dólares/1.000 dólares por quincena. Una vez captadas, "al menos tres personas se encargaban de reforzar la propuesta y hacerlas firmar un contrato aprovechándose de su situación de vulnerabilidad", señalaron los investigadores, según la reconstrucción de la periodista Natalia Iocco para Clarín.

Parte de los millones secuestrados tras los allanamientos en hoteles de la Ciudad y de Rosario donde explotaban a las víctimas.

Cómo operaba la red de trata a través de OnlyFans

La explotación consistía en forzarlas a realizar streams y las transmisiones en vivo eran controladas y dirigidas por "monitores" que visualizaban cada uno de los streams. Los proxenetas le respondían a los usuarios usando el nombre de las víctimas y las comprometían a realizar contenidos específicos a cambio de "tokens", que son monedas virtuales que luego transformaban en criptomonedas.

"Ellos sabían que yo era mamá soltera de tres hijos, que vivía con mi mamá, y me decían: 'Mirá que sabemos adonde vivís, le vamos a contar a tu mamá'. Habitualmente decían que sabían dónde vivía cada una y que les iba a contar a sus familiares lo que hacía allí", expresó una de las víctimas.

Las cuatro mujeres que denunciaron declararon en Cámara Gesell y en su testimonio, hablaron de "calvario" y "esclavitud". Informaron que los captores las entregaban a "clientes VIP" y las obligaban a usar vibradores controlados de manera remota por los prostituidores. Una de ellas relató cómo la obligaron a transmitir un aborto para venderlo en "plataformas under".

Los explotadores también les prometían a las víctimas que los contenidos les pertenecían y que sólo iban a ser transmitidos en vivo en el exterior. Esto era mentira, puesto que los videos sexuales se subían en muchos sitios y los tratantes se hacían con las ganancias de cada reproducción.  También les creaban, sin que ellas supieran, perfiles en sitios como chaturbate.com, stripchat.com, cam.cam4.com.

Los imputados, en sus declaraciones, confesaron que se quedaban "con el 50 por ciento de las ganancias de las modelos, el 40 para el estudio y 10 para Grupo Bedoya", una agencia colombiana que instaló la modalidad en Argentina.

En la investigación descubrieron que las plataformas transferían el dinero a Grupo Bedoya y ellos giraban el dinero al exterior, donde la organización tenía empresas, cuentas offshore y billeteras virtuales de criptomonedas.

Las amenazaban con mostrar el material producido a sus familias, viralizarlos en redes sociales y hasta con usarlos para que perdieran la tenencia de sus hijos, según la investigación.

Para convencerlas, los tratantes difundían el testimonio de una de las reclutadoras, que se hacía llamar "Mía" y expresa que tiene su propia cuenta de OnlyFans y que gana "mil dólares por mes transmitiendo dos horas por día". La captante declaró ante el juez Sebastián Casanello y dijo que se "dedica al modelaje webcam hace 10 años" y que "comenzó trabajando en un estudio con la finalidad de pagar los gastos médicos de su primer hijo, que tiene una discapacidad física en su mano".

También declaró haber recibido amenazas cuando intentó renunciar: le dijeron que expondrían a su hermanita de 11 años en OnlyFans si se iba.

Las captoras eran mujeres que también tenían cuentas de OnlyFans que se mostraban como "ejemplos de superación". La red sometía a las víctimas a "capacitaciones" periódicas donde utilizaban argumentos como "sé tu propia jefa" para que las mujeres confiaran en las propuestas. Usaban también la excusa del "algoritmo" para despersonalizar las demandas: no eran ellos sino el algoritmo de los sitios los que requerían determinados sometimientos para sus contenidos.

La causa

La investigación comenzó gracias a una denuncia realizada por la organización Madres Víctimas de Trata en la Fiscalía en lo Criminal y Correccional Federal N° 1, a cargo del fiscal Ramiro González y de la auxiliar fiscal Juliana Márquez.

Luego, tomó intervención la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), a cargo de los fiscales Marcelo Colombo y María Alejandra Mángano.

El juez Sebastián Casanello procesó a 10 personas por los delitos de "trata de personas con fines de explotación sexual agravada, asociación ilícita, aborto no consentido y tenencia de drogas".

Están detenidos Javier Zlatkis, Manuel Frías, Michael Rivas Grisales. Además de Laura R., María Fernanda T.P, Andry B., Macarena A., Edwin R., Luis Fernando S. P. y Thifani B. En los 16 allanamientos se incautaron 3 millones de pesos, más de 200 mil dólares y 16 mil euros.

Podes denunciar en la Línea 145 de forma anónima y gratuita las 24 horas, los 365 días del año, desde cualquier lugar del país.  

Está pasando