Miércoles, 17 de Abril de 2024 Cielo claro 19.1 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 19.1 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1035
Ciencia

La inquietante teoría sobre que el tiempo no existe y todos estamos muertos

Tiempo

Nadie sabe qué es el tiempo: si quieres poner nervioso a un físico pregúntale qué es el tiempo”, decía entre risas el físico Javier Santaolalla en un video del canal The Wild Project, hace algunos años.

No es una teoría nueva que lo que llamamos tiempo no exista por fuera de la percepción humana. Las afirmaciones científicas de este tipo se apoyan en la reconocida teoría de la relatividad de Einstein, pero ideas similares pueden rastrearse a lo largo de buena parte de la historia del pensamiento filosófico.

En efecto, una de las principales conclusiones que se desprenden del pensamiento de Einstein es que el tiempo es, cuanto menos, relativo: según la velocidad a la que un observador se mueva en el espacio, verá una sucesión de hechos u otra.

“Una de las cosas más fuertes de la relatividad es que se rompe el concepto de simultaneidad”, explicaba Santaolalla en este sentido. Lo que para un observador ocurre a la vez, para otro no lo hace, y esa diferencia está dada por el movimiento de uno y otro.

“El parámetro clave de la relatividad es la velocidad. Entonces, las personas perciben diferentes órdenes de la sucesión de acciones del universo en función de su estado de movimiento. Una persona parada ve en cierto orden, para una persona en movimiento el orden se trastoca, por estar en movimiento”, se explayó el físico y agregó que “la velocidad es un parámetro que trastoca el orden temporal de los sucesos en el universo, produciendo que ocurran de una forma distinta”.

De esta afirmación se desprende el hecho de que “el ahora” no exista como algo único, sino que habrá tantos “ahoras” como observadores. “La única forma de entender que existan muchos ahoras, muchas formas de interpretar el ahora según quién lo vea, es que no exista el ahora. Y la única forma de que no exista el ahora es que el tiempo es una ilusión, es una creación de la mente”, explicó Santaolalla.

La única forma de entender que dos personas tengan distintos ahoras es que todo ya ha ocurrido y simplemente estamos percibiendo ahoras que son cortes diferentes del todo.

Y continuó: “La única forma de entender que dos personas tengan distintos ahoras y vean distintos órdenes es que todo ya ha ocurrido y simplemente estamos percibiendo ahoras que son cortes diferentes del todo”.

Ahora bien, si todo “ya ocurrió”, nuestras muertes también ocurrieron, y la sucesión prolongada de hechos a lo largo de lo que consideramos tiempo no es más que una ilusión, como ya decía Einstein en su momento.

El tiempo no existe como algo que esté allá afuera corriendo del pasado al futuro, sino que es una propiedad que depende del observador.

En líneas similares, los investigadores Robert Lanza y Dimitry Podolsky, de la Universidad de Harvard, publicaron hace algunos años un artículo que postulaba que “el tiempo no existe como algo que esté allá afuera corriendo del pasado al futuro, sino que es una propiedad emergente que depende de la habilidad del observador para preservar información de los eventos experimentados”.

“No se sabe qué es el tiempo, pero la mejor aproximación que tenemos hoy es que es una ilusión”, concluía a su vez Santaolalla.

Está pasando