Sábado, 24 de Febrero de 2024 Muy nuboso 20.3 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 20.3 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $884
Dólar Blue: $1085
Ciencia

Las impresionantes imágenes del "atardecer azul" en Marte y las condiciones que lo hacen posible

Marte

Aunque en el último tiempo Marte se convirtió en objeto de codiciosas expediciones en busca de agua para constatar si eventualmente sería habitable, las características del planeta rojo son ampliamente distintas a las de la Tierra en más de un sentido, e incluso sus atardeceres son marcadamente diferentes.

Las imágenes de atardeceres en Marte no son, en realidad, una novedad, pero se fueron perfeccionando con el tiempo. Según la NASA, el llamado módulo Viking 1 de la institución espacial estadounidense mostró cómo se veía una puesta de Sol en el planeta por primera vez en 1976. Desde entonces, varios otros robots del organismo siguieron enviando imágenes a la Tierra.

Las fotografías no dejan de sorprender, no sólo por la diferencia en el tamaño del Sol y el entorno rocoso sino especialmente por sus colores. “Al igual que los colores se tornan más intensos en los atardeceres de la Tierra, los atardeceres marcianos vistos desde el Planeta Rojo parecerían azulados para los observadores humanos”, explican desde la NASA.

Atardecer en Marte. Foto de la NASA.

La explicación apunta al “fino polvo” presente en atmósfera marciana, cuyas partículas pequeñas permiten “que la luz azul penetre de manera más eficiente” en palabras de Mark Lemmon, científico de la Universidad de Texas.

“Cuando la luz azul se dispersa, el polvo permanece más cerca de la dirección del Sol que la luz de otros colores. El resto del cielo es de amarillo a anaranjado, ya que la luz amarilla y roja se dispersa por todo el cielo en vez de ser absorbida o de quedarse cerca del Sol”, amplió Lemmon. En contraste, a la luz del día predomina el color del polvo oxidado haciendo que el cielo se vea rojizo.

El polvo es característico de la atmósfera de Marte, calificada por muchos como irrespirable, al punto tal que llegan a formarse remolinos que azotan la superficie planetaria. Durante el día, el cielo es de color ámbar y se torna azulado al atardecer y el amanecer, por las razones explicadas más arriba.

Por último, influye en las diferencias con el paisaje terrestre la mayor distancia al Sol: mientras que la tierra está a 150 millones de kilómetros, el planeta rojo está a aproximadamente 230 millones de kilómetros. Esto hace que su temperatura media sea de -65ºC, alcanzando registros de -80ºC en las noches.