Sábado, 20 de Abril de 2024 Nubes 17.4 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 17.4 °C nubes
 
Dólar BNA: $914
Dólar Blue: $1015
Mundo

Evistas rompen con el gobierno de Arce por el inicio de un juicio contra el expresidente Morales

Luego de que Iván Lima, el ministro de Justicia de Luis Arce, anunció el comienzo de un juicio contra el expresidente y líder histórico del MAS, Evo Morales, desencadenó una crisis mayúscula dentro del partido gobernante de Bolivia. Ahora, la porción del partido que apoya al dirigente de izquierda rompió con el oficialismo partidario. El mayor temor de este sector es que el comienzo de este juicio haga peligrar la candidatura del expresidente para 2025.

El vicepresidente del MAS, Gerardo García, dijo que "si ahora ellos (por el gobierno) están provocando con esta amenaza, están equivocados, porque el pueblo se va a movilizar, nunca va a estar solo el hermano Evo".

García aseguró que intentaron "limar asperezas" con el gobierno de Luis Arce y "hacer el sana sana", pero que ahora "ya no hay forma, porque con este ataque que están haciendo al hermano Evo, realmente, se ha visto la traición más dura". Siguió: "Con esta amenaza de proceso aquí se rompió todo, nosotros todavía estábamos siempre con la esperanza de poder sentarnos, de dialogar, ver cómo superamos nuestras diferencias, pero ahora ya totalmente estamos como agua y aceite, no se va a mezclar nunca ya".

La crisis comenzó cuando Lima le aconsejó al expresidente buscarse un buen abogado porque lo denunciaría por difamación. Luego, compartió en Twitter una vieja frase de Morales, en la que él decía "si gana el No, tendremos que irnos callados", en referencia al referéndum que se convocó, en su momento, para definir si él se podía presentar nuevamente para la presidencia.

Acompañó la foto con un corto texto: "Tratándose de un tema que se tramitará ante la justicia boliviana, no es prudente referirme al mismo. Se informará oportunamente los avances del caso, yo respeto la independencia judicial. Como ministro de Justicia debo dedicar mi tiempo a atender políticas públicas y casos de personas vulnerables, y no a una pelea desproporcionada que no solucionada en nada la vida de los bolivianos".

Morales, por su parte, respondió por redes sociales: "El juicio que anunciaron el ministro de Justicia y voceros oficialistas es la confirmación de la decisión política del Gobierno" de no dejarlo competir en el 2025 "con una maniobra judicial". Agregó: "Es un acto de guerra sucia del divisionismo, la traición y el oportunismo que forma parte del plan de destrucción del MAS-IPSP".

Está pasando