Jueves, 18 de Julio de 2024 Cielo claro 12.1 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 12.1 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $962
Dólar Blue: $1455
Cultura & Espectáculos

Este es el método de Jacobo Winograd para ganar siempre en el casino

Jacobo Winograd - Casino

Jacobo Winograd, empresario y mediático, es reconocido por su amor por el juego y sus peleas televisivas, pero también por el día en que, 37 años atrás, hizo saltar la banca en el casino de Mar del Plata. Hace unos años, en diálogo con el streamer Momo, Winograd explicó la metodología que aplica para ganar el juego.

“El casino arruina familias, te destruye”, se encargó de advertir, antes que nada, Jacobo Winograd mientras se disponía a jugar a la ruleta con Momo. “Jugar es una locura, es muy difícil ganar. Está tan bien hecha la ruleta que el que la inventó se pegó un tiro. No le podés ganar”, insistió. Aunque el mediático resaltó que el juego es “azar puro”, apenas comenzó la partida empezó a dictar las instrucciones para alcanzar el éxito.

Del 22 al 36 todos”. Esa es la clave para Winograd: poner sus fichas en los 15 últimos números del tablero antes de cada tirada. En el video difundido por el streamer, el empresario le indicó además apostar al cero, al tres y al siete en la primera. En la siguiente tirada, incorporó el cuatro, el nueve, el 12, el 15 y el 18. Con escasas variaciones, continuó repitiendo la jugada, ocasionalmente apostando también al dos, al 19, al 20 y al 21, pero siempre remarcando la importancia de depositar las fichas en todos los números que van del 22 al 36.

Es el método que Jacobo Winograd aplicó, también, la noche en la que hizo saltar la banca en el casino marplatense. “Había visitado todos los casinos del mundo y sabía que se podía lograr. Estudié e instrumenté un sistema con muchos jugadores a la vez. Yo les indicaba cómo apostar. Siempre después de errar tres o cuatro bolas, venían cinco siete o diez buenas”, recordó tres décadas después en diálogo con La Nación.

“Les daba la plata en la calle, porque adentro del casino no se podía ni se puede ahora. Iban y compraban las fichas de chance e imitaban lo que yo hacía. Gané durante cuarenta días seguidos y junté una plata grande con cinco o seis personas, no más”, agregó. La noche del salto, el mediático llamó a todos los empleados de su empresa rentadora de autos y los hizo viajar a la ciudad costera. “Debían jugar en la última bola de la noche de ruleta los números del 22 al 36. Sobre todo 23, 26, 29, 32 y 35, los centrales”, resaltó.

“Éramos 40 en total: 38 muchachos más mi gerente y yo que apostamos. Tardamos 25 minutos en fichar, estaba lleno de gente. Había como 500 personas rodeando la mesa especial”, rememoró. Llegado un punto, “vino colorado el 32, que está al lado del cero”, ante lo cual “saltó la banca literalmente”. Desde ese momento, al empresario le aplicaron el derecho de admisión y con el tiempo se alejó de su adicción al juego.

Está pasando