Miércoles, 12 de Junio de 2024 Nubes 18.6 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 18.6 °C nubes
 
Dólar BNA: $943
Dólar Blue: $1285
Sociedad

Aerolíneas Argentinas despidió a la azafata que hizo una amenaza de bomba a un avión

"Seguramente me echan, está bien", le había dicho la azafata Daniela Carbone a su amiga Fernanda Reinoso tres días después de realizar una amenaza de bomba en el avión a Miami en el que viajaba un colega con el que había mantenido una relación de cinco años. En efecto, Carbone estaba en lo cierto.

Este lunes Aerolíneas Argentinas oficializó su despido bajo la tipificación dedespido causado”. El incidente con la falsa amenaza de bomba que demoró un vuelo de Buenos Aires a Miami ocurrió el 11 de mayo y la azafata se encuentra en el medio de un proceso judicial por esa llamada.

En la causa que investiga lo sucedido, la empresa estatal es querellante y a Carbone se la imputa por Intimidación Pública y Entorpecimiento de Servicios Públicos. La tripulante de cabina sigue detenida y a la espera de que se resuelva su situación procesal.

En el telegrama que le enviaron a Carbone justificaron el despido: “La empresa ha corroborado con creces su participación directa / indirectamente (involucrando a su hija en ello) en la referida amenaza de bomba, la cual causó severos perjuicios económicos y reputacionales a la empresa, además del mal momento que le hizo pasar a pasajeros y a la tripulación presente (causándole también daños por pérdidas de combinaciones o por las demoras ocasionadas)”.

“Que todo lo expuesto se ve a todas luces agravado por el hecho de que es una persona con su antigüedad en la empresa (24 años de antigüedad), que fue instructora de vuelo por más de 14 años (entre años 2004 y septiembre del 2018) y claramente conocía todos y cada uno de los protocolos de la empresa correspondientes para el caso de amenaza de bomba (más aún atento que justamente usted instruyó al personal de la empresa sobre los mismos y sobre lo que se debe hacer si cualquier persona -pasajero o parte de la tripulación- menciona la palabra ‘bomba’) y sabía perfectamente los daños que el mensaje de audio enviado le iba a generar a la empresa”, concluyó Aerolíneas Argentinas.

De esta forma, se trata de un despido justificado con causa y la empresa está amparada por la Ley de Contrato de Trabajo. Así que mientras espera la resolución judicial de su causa, Carbone deberá pensar cómo arreglárselas después.

En los audios que le había enviado a su amiga Reinoso días después del incidente le restó importancia a un posible despido: "Trabajaré de otra cosa como en la pandemia, tuve un emprendimiento de muebles".