Lunes, 26 de Febrero de 2024 Llovizna ligera 23.0 °C llovizna ligera
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Llovizna ligera 23.0 °C llovizna ligera
 
Dólar BNA: $885
Dólar Blue: $1080
Mundo

La justicia brasileña allanó la casa de Bolsonaro

La policía brasileña allanó la casa del expresidente Jair Bolsonaro en Brasilia como parte de una investigación sobre sus registros de vacunación de Covid. La policía sospecha que Bolsonaro los falsificó para entrar a Estados Unidos.

Los oficialices requisaron, además, el teléfono celular del expresidente y de su esposa. Como parte del proceso, terminaron detenidos algunos de sus colaboradores más cercanos. Bolsonaro niega haber cometido ningún crimen.

El expresidente se opuso en repetidas ocasiones a la vacuna contra el Covid, y varias veces difundió desinformación sobre los supuestos efectos secundarios que esta tenía. Desde que la vacuna salió, Bolsonaro afirmó que no se la iba a dar. Además, siempre se negó a presentar en público su registro de vacunación, argumentando que contenía información privada y sensible.

Sin embargo, un funcionario judicial dictaminó que la información era de interés público. Si bien los registros mostraban que Bolsonaro se dio la vacuna en el 2021, la policía cree que este puede haber sido adulterado, por lo que lanzaron una investigación que llevó al allanamiento de este miércoles.

Falsedad

Según la Policía Federal, se insertó "información falsa" en los registros de vacunación para el Covid-19 que tiene el Ministerio de Salud de Brasil para que los individuos cuyo status de vacunación se cambió puedan tener los certificados necesarios para entrar a Estados Unidos.

Después del allanamiento, Bolsonaro negó haber modificado los registros. "Por mi parte -aseguró- nada fue falsificado". Además, negó haber recibido la vacuna contra el Covid: "Nunca me di la vacuna, y punto".

La información falsa fue, según la versión de los investigadores, insertada en los registros entre noviembre y diciembre del año pasado, cuando Bolsonaro todavía era presidente. En diciembre, pocos días antes de la asunción de Lula da Silva, el expresidente viajó a Estados Unidos, donde vivió unos meses.

Desde su regreso a Brasil, que ocurrió el 30 de marzo, Bolsonaro debió presentarse frente a la policía en dos ocasiones para testificar sobre distintos casos. En una de ellas, debió dar su versión sobre su rol en la invasión de los edificios de los tres poderes en Brasil. Además, está siendo investigado si intentó importar ilegalmente y quedarse con millones de dólares en joyas que el gobierno de Arabia Saudita le dio a él y su esposa.

Está pasando