Miércoles, 21 de Febrero de 2024 Cielo claro 26.3 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 26.3 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $883
Dólar Blue: $1115
Sociedad

Caso Arcoíris: impidieron la detención de la madre de la niña

caso arcoíris

"No quiere separarse de la mamá, quiere quedarse con el abuelo materno", aseguró Marisa Graham, la defensora de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes en frente del edificio de Delfina Silva Zarranz, la madre de la niña Arcoíris.

Detrás de ella las organizaciones feministas, defensoras de Derechos Humanos y contra el Abuso Sexual Infantil (ASI) mantenían una muralla humana para impedir que la Policía de la Ciudad de Buenos Aires concretara la orden de allanamiento emitida por la jueza Ana Carla Menem. En diciembre, la misma jueza había intentado revincular a la niña con el acusado de abusarla: su abuelo paterno y funcionario judicial de La Rioja, José Vergara.

"Le tengo que notificar a la jueza civil que la jueza penal pararía la detención para que Arcoíris se pueda quedar con la mamá", detalló Graham a la policía y a las militantes que se congregaban a su alrededor. El Juzgado de Rogatorias reclamó la detención de Zarranz por "desobediencia a la autoridad e impedimento de contacto de hijos menores con sus padre no convivientes".

"Denunciamos que en medio del proceso en que la Cámara Nacional de Apelaciones tiene que definir el centro de vida de la niña, se está realizando un allanamiento ilegal, por orden de la Jueza Menem, quien protege a abusadores y no a las niñeces en riesgo", habían explicado horas antes desde la Mesa Justicia por Arcoíris en diálogo con el medio La Retaguardia.

Además de las feministas y militantes autoconvocadas con urgencia, también se encontraban en el lugar el abogado Juan Pablo Gallego, un miembro del Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la Ciudad de Buenos Aires y la cofundadora de la Campaña Nacional por el Aborto, Legal, Seguro y Gratuito, Nina Brugo.

"Estuvieron muy bien ustedes en frenar porque con que pase la defensora nacional y pase el Consejo no hace falta otra autoridad, no tiene que haber uniformados con la nena que ya bastante mal la está pasando", elogió Gallego a las mujeres que formaron la muralla humana. Minutos antes habían impedido que otro policía se sume a los otros dos que ya se encontraban en el edificio.

La Policía de la Ciudad de Buenos Aires había informado en un comunicado que dispusieron la detención de Zarranz "dado que la mujer habría realizado una denuncia por abuso en la Provincia de La Rioja, indicando que el abuelo de la menor la habría abusado sexualmente, al ser citada y no presentarse se lleva a cabo el allanamiento y solicitud de detención de la misma".

Al momento del cierre de esta nota, las agrupaciones presentes en la puerta del edificio de Plaza Almagro esperaban la resolución de las negociaciones llevadas adelante por Graham y María Elena Naddeo, la directora general de Niñez Adolescencia Género y Diversidad de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires.

Un escrito judicial podía garantizar la permanencia de la niña en Buenos Aires junto a su abuelo materno hasta el final de la resolución del Caso Arcoíris. Asimismo, mantendría a la niña lejos de su familia paterna que protege a quien reconoce como su abusador.

"El clima está avanzando de manera positiva en relación a la fuerza que estamos demostrando acá y la presión que generamos", destacó una integrante de la Mesa Justicia por Arcoíris. Mientras que la histórica abogada y feminista de 79 años, Nina Brugo, antes de irse consideró: "No pongo las manos en el fuego, pero sí creo que una posibilidad hay. Es bueno que estemos nosotras siempre alerta".

El Caso Arcoíris

Arcoíris es el nombre ficticio de una niña de 6 años que desde 2018 se la pasa en juzgados relatando cómo su abuelo paterno José Vergara abusó de ella y proporcionando pericia tras pericia para que el Poder Judicial de La Rioja falle a su favor.

Sin embargo, antes de viajar a Buenos Aires tuvo que revincularse con su padre, quien permitió que pasara tiempo con el acusado por más que hubiera una perimetral de por medio. Al igual que hoy, su madre fue denunciada varias veces por "impedimento de contacto" por escuchar a su hija y no permitir que vuelva a ver a quien reconocía como su abusador.

El abogado del padre de Arcoíris Emilio Pagotto sostuvo en diálogo con TN que Zarranz "no cumplía con el régimen de comunicación" y que el temor de la niña es que su madre vaya presa, pero que "ni el padre ni la familia paterna quieren que la madre vaya presa. Ella está privada de la responsabilidad parental, ese es el mayor castigo que tiene, lo penal ya no le interesa a la familia".

Está pasando