Martes, 18 de Junio de 2024 Nubes 16.0 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 16.0 °C nubes
 
Dólar BNA: $943
Dólar Blue: $1278
Mundo

Es adicta a los tatuajes, no consigue trabajo y tiene infecciones, pero dice que seguirá haciéndoselos

Melissa Sloan es una mujer galesa de 45 años, madre de dos hijos y adicta a los tatuajes que hace un tiempo dijo que no conseguía trabajo por su aspecto físico. Ahora admitió que sufre de infecciones debido a la tinta de tantos tatuajes, pero afirmó que no le molesta y que eso no impedirá hacerse más.

Desde los 20 años no para de tatuarse, y suele hacerlo tres veces por semana. A pesar de que se le está "cayendo la piel y deba tomar antibióticos por las constantes infecciones", dijo que pronto se hará otro tatuaje, esta vez de un crucifijo, debajo de su ojo derecho. Y pretende seguir aún perdiendo una extremidad por ellos.

No consigue trabajo, sufre infecciones y ni siquiera tiene espacios en blanco en su piel, pero dice que seguirá tatuándose aunque le tengan que amputar una extremidad.

La facilidad para hacerlos va de la mano con que su principal tatuador es su novio, y ella misma se ha hecho algunos. De hecho, reveló que lleva una pistola de tatuajes a cualquier lado que va y que, a pesar de ya no contar con espacio de piel sin pintar, empezó a hacerlos encima de sus diseños más antiguos: “Me tatué sobre ellos porque me quedé sin espacio”.

La mujer debió realizar un duro tratamiento con antibióticos: "Tengo que ir a los médicos por antibióticos, ya que algunos se infectaron gravemente". Y agregó: "Algunos tatuajes nunca se han curado. La piel se ha caído y todavía me haré otro". "Es como cuando fumas un cigarrillo o una bebida, te vuelves adicto. No puedo detenerlo ahora, es adictivo. No puedo detenerlo", concluyó.