Martes, 18 de Junio de 2024 Nubes 15.1 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 15.1 °C nubes
 
Dólar BNA: $943
Dólar Blue: $1280
Deportes

Boca le ganó a Gimnasia y llega a la última fecha como puntero

Boca volvió a la victoria y recuperó la actitud que venía teniendo hasta la derrota del Día de la Madre. Fue 2-1 contra Gimnasia en la reanudación del encuentro suspendido por la represión policial. Las lesiones siguen poniendo trabas al equipo de Hugo Ibarra, pero así y todo, ante la adversidad, Boca va.

Durante la primer parte ambos equipos empezaron un poco imprecisos, pero el visitante manejaba la pelota. Dos atajadas de Rossi salvaron a Boca en los primeros minutos, y a los 10 ya llegaba la primera mala noticia: Darío Benedetto sintió un pinchazo y tuvo que dejar la cancha lesionado, presumiblemente desgarrado.

Boca ganó 2-1 con goles de Fabra y Langoni y recuperó la punta. Ahora depende de sí mismo: si gana el domingo contra Independiente, se quedará con el título.

Cerca de los 30 minutos llegaría el primer gol del partido. Óscar Romero metió una gran asistencia para Frank Fabra, que controló con el pecho y encaró hacia el área para meter un lindo zurdazo de tres dedos que tomó efecto y se clavó en el segundo palo. Con este resultado, los de Ibarra pasaban a Racing y dependían de sí mismos.

Sin embargo, el segundo tiempo iba a comenzar accidentado para el Xeneize. A los tres minutos, la larga lista de lesionados iba a sumar un nuevo nombre, y encima el del autor del gol, Fabra. El colombiano sintió una molestia en el gemelo derecho y tras probar un rato más, también tuvo que dejar el campo de juego.

Para colmo, inmediatamente después llegaría el empate de Gimnasia. Leonardo Morales conectó de cabeza un muy buen centro de Eric Ramírez y le aguó la fiesta a Boca. El gol se gritó con fuerza en La Plata, pero con mucha más fuerza en Avellaneda. Boca perdía de nuevo la punta, y el cansancio, más las lesiones, empezaban a dificultar todo cada vez más.

De todas maneras, esto es fútbol (y esto es Boca). A los 20 del complemento, Sebastián Villa -que había ingresado unos minutos antes- remató desde afuera del área, y el arquero desvió la pelota contra el palo, el rebote le quedó a Pol Fernández, y tras otro trunco intento la pelota le quedó a Luca Langoni, que la agarró mordida solo contra el arco y puso el 2-1 definitivo.

Así, el Xeneize recuperó la punta y el autoestima para afrontar la final contra Independiente, sin necesidad de estar pendientes de lo que haga Racing contra River. Los partidos serán el domingo a las 17, en la Bombonera y el Cilindro. Los de Avellaneda deberán ganar y esperar que Boca pierda o empate para poder quedarse con el título.