Jueves, 01 de Diciembre de 2022 Nubes 20.3 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 20.3 °C nubes
 
Dólar BNA: $175
Dólar Blue: $314
Deportes

Fernando Signorini: "Hoy los jugadores son esclavos con muchísimo dinero"

El ex preparador físico de la Selección Argentina, Fernando Signorini, apuntó contra la FIFA y la organización del Mundial de Qatar por las condiciones en las que se desarrollará la Copa del Mundo. En este sentido, afirmó que el futbol hoy es mucho más un negocio que un deporte y mostró su preocupación por los efectos que esto trae para los mismos jugadores.

"No estoy ansioso. Hay casi 5 mil victimas confirmadas en la construcción de los estadios, en condiciones de una brutal explotación. Que el Mundial sea después la zanahoria que tenemos que seguir aunque tape los problemas que aquejan al mundo, me hace pensar que no quiero ser una oveja mas de este rebaño", aseguró al comienzo de la entrevista con Mejor País Del Mundo, por Radio Con Vos.

En este sentido, Signorini afirmó que "hay intereses que superan a los mismos principios que rigen al deporte: es todo negocio, ni siquiera importa la vida". Luego citó a Noam Chomsky: "El fútbol se ha transformado en un arma maravillosa para la manipulación de las masas". Según indicó, el de 1986 fue el primer Mundial donde vio una actitud que demostraba el lugar de preponderancia del negocio en el fútbol.

Hoy los jugadores son todos sumisos. Les llenan los bolsillos de dinero pero les vacían el circuito entre el corazón y el cerebro para que no sientan y no piensen.

"Diego con Valdano dijeron que en esas condiciones no se debía jugar - al mediodía con altas temperaturas, falta de oxígeno por la altura), y Havelange dijo que los jugadores se callen y jueguen. No deberían haberse callado ni jugado, y ver quien iba a jugar, si Havelange, Blatter, Grondona...", recordó.

En este punto, comparó esta actitud de Maradona con lo que pasa habitualmente: "Hoy los jugadores saben cuanto pueden arriesgar en caso de alzar la voz, entonces son todos sumisos. Les llenan los bolsillos de dinero pero les vacían el circuito entre el corazón y el cerebro para que no sientan el real compromiso que tienen con el deporte, y no piensen en como son explotados. Son esclavos con muchísimo dinero".

En este sentido, afirmó que los futbolistas tienen una presión tan grande que "caen en un estado de angustia que ya te lleva para el lado del morbo". Por esto, pidió que "los organismos del Gobierno actúen", debido a "la opresión de los medios misma, hay periodistas que son demasiado miserables, insensibles".

Por este motivo se distancia del mote de "preparador físico", porque cree que los jugadores de fútbol necesitan mucha más preparación emocional que en casi cualquier otro deporte: "Ese termino fue acuñado para los atletas, pero un maratonista no va a ser insultado ni le tiran nada si va décimo. Yo soy un preparador de futbolistas".

Espero que los organismos del Gobierno actúen. La opresión de los medios es muy miserable.

Signorini sobre la insensibilidad que rodea al fútbol

Signorini formó parte de casi todas las delegaciones mundialistas en las que participó Maradona: 1986, 1990, 1994 y 2010. En esta última, con Diego como entrenador y un joven Lionel Messi entre los jugadores, el "Profe" contó que antes del partido contra Alemania le dijo al mejor jugador del mundo que jugara tranquilo y se divirtiera, sin pensar en todo lo que había alrededor.

"Cuando terminó -Alemania ganó 4 a 0- lo veo en el vestuario tratando de embocar los números del celular para llamar a su familia, y se me acercó Ariel Garcé. Mirándolo, le dije: `¿Ves?, si el fútbol sirve para esto, no sirve para nada'", recordó. En cuanto al DT, dijo que "Diego si estaba a un metro del abismo, daba un paso mas para estar a medio".

Esto último era algo habitual en el ídolo, explicó: "El riesgo y el dolor eran los combustibles que lo impulsaban. Siempre fue proclive a desafiar a todo, sobre todo al poder. Me deja tranquilo que nunca traicionó su condición de clase, siempre que tuvo que decir algo, mas allá de las consecuencias, las dijo".

Para cerrar recordó a Diego, con quien dijo que tenían "una relación de mucha empatía": "Lo recuerdo con una sonrisa de oreja a oreja y con los ojos llenos de luz. Fue el hombre más importante de mi vida. Yo estaba condenado a una vida gris, monótona, aburrida; y el la transformó y tuvo más colores que el arcoíris. Era un ser muy especial".

Está pasando