Domingo, 16 de Junio de 2024 Cielo claro 13.5 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 13.5 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $943
Dólar Blue: $1280
Deportes

Trampas anales, un jugador de 19 años y el campeón del mundo: el escándalo que sacude al mundo del ajedrez

Desde hace unas semanas, el mundo del ajedrez viene enfrentando un escándalo que supera mucho por mucho al tablero de ocho por ocho. Los protagonistas son Magnus Carlsen, actual campeón del mundo y el mejor de los ajedrecistas desde hace años, y Hans Niemann, un joven estadounidense de 19 años.

La tensa situación comenzó el 4 de septiembre, cuando Niemann venció al mejor jugador del mundo en la Copa Sinquefield, en Saint Louis. El ganador de este torneo se lleva ni más ni menos que 350.000 dólares. Poco después de su derrota, la primera en 53 partidas, Carlsen anunció que se retiraba del torneo. Fue la primera vez que el campeón se fue de un torneo antes de tiempo en toda su carrera, y acompañó el llamativo con un video de Mourinho, el director técnico, diciendo "si hablo más, me meto en problemas".

Para buena parte del mundo del ajedrez, con plena confianza en Carlsen, Niemann había hecho trampa en la partida.

A partir de ese momento, los rumores fueron imparables. Para buena parte del mundo del ajedrez, con plena confianza en Carlsen, Niemann había hecho trampa en la partida. El campeón del mundo, hasta el momento, no presentó ninguna denuncia concreta, ni frente a la Federación Internacional del Ajedrez (FIDE, por nombre en francés), ni en público. Aún así, muchos no dudaron en atacar al joven estadounidense por este supuesto pecado.

Niemann se defendió: dio una conferencia de prensa explicando que solo hizo trampa dos veces en su vida, entre los 12 y los 16 años, y que se arrepiente profundamente de ello. Además, contó que solo lo hizo cuando jugaba online, y que nunca llevó esas práctica al juego "sobre el tablero". Muchas figuras del ajedrez, como el reconocido periodista español Leontxo García o el excampeón del mundo Garry Kasparov, le exigieron a Carlsen que presente su evidencia o, al menos, una denuncia concreta contra su contrincante.

Cómo hacer trampa en el ajedrez y algunas teorías de la conspiración

En general, las trampas en el ajedrez tienen que ver con analizar el tablero con alguna computadora que luego le dicte al jugador la mejor jugada. Cuando la partida es online, la cuestión es más sencilla. Solo con ir poniendo las jugadas del contrario en otro tablero y dejar que corra la maquina alcanza. Cuando se juega sobre un tablero, sobre todo en un torneo oficial de la FIDE, la cosa se pone más espinosa.

Los jugadores, en la mayoría de los casos, tienen que dejar sus celulares antes de empezar a jugar y, debido a los muchos casos de trampas en la historia reciente del ajedrez, los controles son bastante estrictos. Sin embargo, un jugador de alto nivel, como Niemann, no tendría por qué necesitar que una maquina le diga exactamente la jugada correcta. Tal vez, con señalarle que "hay algo" en el tablero, alguna jugada genial con la que aprovechar algún imperceptible error del contrincante, pueda alcanzar para cambiar el resultado de una partida.

Pese a todo, hay que comprobar que eso realmente sucedió. No solo dejar que las teorías se reproduzcan en internet hasta el infinito. Una de las más extendidas, más por su contenido humorístico que por acercarse a alguna posible verdad, es la de las cuentas anales. Aparentemente, y según propuso un usuario de la red social Reddit, Niemann podría haber tenido dentro suyo una serie de bolas anales que, con su vibración, podían comunicarle las jugadas correctas para vencer al campeón del mundo.

Un nuevo episodio, y cómo sigue el conflicto

Poco después del comienzo del escándalo, Carlsen volvió a sufrir una derrota contra Niemann. Pero esta vez la cuestión fue distinta. El campeón del mundo jugó solo una vez, y esperó a la segunda jugada de su contrincante, para renunciar a la partida y darla por perdida.

Luego, Carlsen "felicitó" a Niemann por el nivel con el que está jugando, y mencionó el buen trabajo de su mentor, Maxim Dugly, en el entrenamiento del joven estadounidense. Carlsen sigue sugiriendo, sin decirlo abiertamente, que el equipo de Niemann encontró la forma de hacer trampa para favorecer sus resultados.

En declaraciones a la prensa, el mejor ajedrecista del mundo planteó: "Creo que es bastante fácil hacer trampa y, en general, creo que no hay que tomarse a la ligera a los tramposos, ni en internet ni sobre el tablero".

Está pasando