Jueves, 30 de Mayo de 2024 Muy nuboso 13.2 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 13.2 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $935
Dólar Blue: $1230
Deportes

Argentina ganó en Wembley por primera vez en su historia: los antecedentes

Argentina no solo consiguió su segundo título oficial de la mano de Lionel Scaloni, sino que además quebró una racha negativa en el mítico Estadio Wembley de Londres. Con la Finalissima, fueron en total siete los partidos de la Selección nacional en esa cancha, los primeros seis ante Inglaterra: tres derrotas, tres empates, y el triunfo de hoy, contra Italia.

El primer partido que un combinado argentino jugó en Wembley fue en 1951, bajo la dirección técnica de Guillermo Stábile. Fue un amistoso contra el equipo local que terminó en derrota 2-1. El gol albiceleste lo convirtió Mario Boyé, que abrió el marcador en el primer tiempo y luego, pero Inglaterra terminó dando vuelta el resultado sobre el final del partido. Lo más destacado de ese encuentro fueron las atajadas de Miguel Angel Rugilo, que quedaron para la historia.

Argentina volvió a pisar ese estadio para jugar los cuartos de final del Mundial 1966, que se jugó en suelo inglés, y donde perdimos 1-0 ante los locales. Es día, el capitán Antonio Rattin se fue expulsado en el primer tiempo por protestar de manera incansable todas las decisiones del árbitro, aunque antes de irse se negó a salir y discutió durante más de diez minutos. Al enfilar para el vestuario, el defensor estrujó un banderín británico del corner ante la mirada fulminante de la Reina Isabel II.

Argentina jugó siete partidos en Wembley, contando el de Italia. Los primeros seis fueron contra Inglaterra, de los cuales empatamos tres y perdimos tres. De esos, solo uno fue oficial, en el Mundial de 1966, el resto amistosos.

En 1974, la Selección Argentina dirigida por César Luis Menotti jugó un amistoso en Wembley ante el combinado inglés como preparación antes del Mundial de Alemania. Inglaterra ganaba 2-0, pero en el segundo tiempo Mario Kempes metió un doblete y decretó el empate. Fue la primera gran aparición del Matador a nivel internacional.

Con la estrella del primer campeonato del mundo ganado dos años antes, Argentina jugó un nuevo amistoso en la emblemática cancha en 1980. Fue 3-1 para los británicos, con gol de Daniel Pasarella de penal, para descontar. Sin embargo, un detalle de ese partido es que hubo una jugada premonitoria. Un joven Diego Maradona recibió de espaldas al arco, giró y dejó a cuatro ingleses en el camino.

Al enfrentar al arquero, remató cruzado y la pelota se fue junto al palo. Era un calco del gol del siglo que iba a hacer seis años después, e incluso su hermano Hugo le había indicado lo que debería haber hecho: "Si cortabas hacia adentro y gambeteabas al arquero, era gol". En el Azteca le hizo caso, y fue el mejor gol de todos.

Argentina volvería a pisar Wembley por la Copa Stanley Rous (amistosa) en 1991, bajo la conducción de Alfio Basile. Al igual que en el amistoso de 1974, Inglaterra ganaba 2-0, pero en el segundo tiempo aparecieron Claudio García y Darío Franco, que empataron el partido con dos goles de cabeza, ambos tras un tiro de esquina de Antonio Mohamed. Dos meses más tarde, este equipo ganó la Copa América de Chile.

La última aparición argentina en este mítico estadio había sido en el 2000, cuando los de Marcelo Bielsa empataron en un aburridísimo amistoso que terminó 0-0. Hasta hoy, fueron seis partidos (cinco amistosos y uno por Mundial) y argentina nunca había ganado. Tras el 3-0 frente a Italia por la Finalissima, Argentina no solo quebró la racha, sino que además levantó una copa oficial.