Domingo, 14 de Abril de 2024 Llovizna ligera 18.7 °C llovizna ligera
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Llovizna ligera 18.7 °C llovizna ligera
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1005
Columnistas

¿Cómo afecta la guerra en la producción y el mercado de los alimentos argentinos?

Por Facundo Mesquida

Tras años de tensión geopolítica internacional y negociaciones infructuosas entre Rusia y Ucrania, con participación de Estados Unidos, Francia, Alemania e Inglaterra, entre otras naciones, finalmente el país liderado por Vladimir Putín dio inicio formal al conflicto bélico, con la incursión de las tropas militares en el territorio ucraniano.

Esto generó de forma inmediata una gran escalada de precios de los principales commodities en los mercados de referencia del mundo. Solo por mencionar se puede decir que el barril de petróleo crudo alcanzó esta semana su mejor precio en 8 años (105 dólares/barril), que el trigo registró su valor más alto en 14 años (340 dólares/tonelada) y que la soja quedó a solo 5 dólares de conseguir un nuevo récord histórico mundial (645 dólares/tonelada).

Por ello, cabe preguntarse qué relación existe entre la invasión rusa en Ucrania con nuestro país y, sobre todo, con los alimentos de la Argentina. Para entender esto, primero hay que saber quién es Ucrania en el mundo de las materias primas.

Tal como sostiene el último informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) Ucrania es el quinto productor mundial de maíz (42 millones de toneladas) y el cuarto exportador más importante del cereal (33,5 millones de toneladas).

Para el caso del trigo, representado por el amarillo en la bandera ucraniana, el país integrante de la ex Unión Soviética es el quinto productor a nivel mundial (33 millones de toneladas) y el tercer oferente más importante (24,2 millones de toneladas).

Si observamos el girasol, Ucrania lidera el ránking de la producción mundial (16,8 millones de toneladas), así como también en la elaboración de aceite (7,2 millones de toneladas).

Si al evidente peso de Ucrania en el mercado mundial de alimentos y commodities, le sumamos la participación de Rusia en este mismo rubro, juntos controlan casi el 80% del comercio mundial de aceite de girasol, el 28% del trigo y el 19% del maíz.

Repercusiones en Argentina

Si bien la Argentina no está involucrada directamente en el conflicto, al ser un país agroindustrial el efecto colateral es inevitable.

Según estimaciones de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires y la Fundación INAI, en el corto plazo, “el valor de las exportaciones de la Argentina podría incrementarse en aproximadamente 1.800 millones de dólares, una suba del 5% del valor exportado estimado para 2021/22”, como consecuencia del aumento de precios internacionales.

El valor de las exportaciones de la Argentina podría incrementarse en aproximadamente 1.800 millones de dólares, una suba del 5% del valor exportado estimado para 2021/22.

Para poner en contexto, esta semana los precios locales del maíz y la soja, los dos principales granos que produce nuestro país y los que más dólares generan por exportaciones, mostraron su mejor precio de la historia al cotizar a 260,3 dólares la tonelada del cereal y 449,5 dólares la tonelada del poroto.
Este aumento de los precios de los granos, repercute de forma directa (en mayor o menor medida dependiendo el caso), en los precios locales de los alimentos. Panificados para el caso del trigo, y carnes y lácteos para en el caso del maíz y la soja.

Cabe recordar que el Índice Mundial de Precios de los Alimentos que elabora mensualmente la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en enero de este año registró el valor más alto (135,7 puntos) desde enero de 2011, siendo los “Aceites Vegetales” la categoría que impulsó el aumento.

Pero no solo eso podría afectar en el corto y mediano plazo al precio local de los alimentos, sino que además hay que tener en cuenta que Rusia es el segundo productor mundial de petróleo. ¿Qué tiene que ver? Es que a partir del petróleo se obtiene el gas y de éste la urea (nitrógeno), el fertilizante más utilizado en la producción argentina y uno de los nutrientes claves para el desarrollo de cualquier cultivo.

Esta suba supone un alza de los costos de producción de los alimentos y generaría que las importaciones argentinas de este rubro puedan ascender a 3.700 millones de dólares, un aumento del 60% en relación a los datos del 2021 (2.285 millones de dólares según INDEC).

En alerta pero sin pánico

Ante esta situación el Director General del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), el argentino Manuel Otero, alertó sobre sus potenciales consecuencias negativas para la seguridad alimentaria global.

“La afectación a la paz mundial altera el normal funcionamiento de los mercados y compromete el abastecimiento de alimentos de la población, impactando sus precios e insumos claves para su producción”, afirmó.

La afectación a la paz mundial altera el normal funcionamiento de los mercados y compromete el abastecimiento de alimentos de la población, impactando sus precios e insumos claves para su producción.

El directivo explicó a través de un comunicado que la escala militar de Rusia llega en un momento donde muchos países, sobre todo en América Latina y el Caribe, recién se están recuperando de las terribles consecuencias del Covid-19, y que este conflicto “solo supondrá comprometer aún más el futuro de millones de familias que fueron empujadas a la pobreza por la pandemia”.

Comprendiendo la situación internacional, las cadenas argentinas de maíz, trigo, girasol y soja (Maizar, Argentrigo, Asagir y Acsoja respectivamente), se comprometieron a “redoblar los esfuerzos para garantizar la seguridad alimentaria de nuestro país y del mundo”.

La triste guerra desatada entre Rusia y Ucrania, le exige a nuestro país redoblar sus esfuerzos para incrementar su producción y poder garantizar el abastecimiento de un mercado alimentario que será insuficiente”, argumentaron las cadenas productivas.

Solo resta saber por cuánto tiempo se extenderá el conflicto bélico en Europa del este, para poder dimensionar y estimar cuál es la oferta de alimentos que se verá comprometida a nivel mundial, y su posterior impacto en los precios de los alimentos

LINKS:

Informe del USDA.
https://www.usda.gov/oce/commodity/wasde/wasde0222.pdf

Informe Bolsa de Cereales de Buenos Aires e INAI
https://www.bolsadecereales.com/imagenes/documentos/2022-02/159-ucrania-rusia-efectossobrelosmercadosyelagroargentino.pdf

Informe precios mundiales de los alimentos FAO
https://www.fao.org/worldfoodsituation/foodpricesindex/es/

Está pasando