Sábado, 25 de Mayo de 2024 Nubes dispersas 10.7 °C nubes dispersas
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes dispersas 10.7 °C nubes dispersas
 
Dólar BNA: $932
Dólar Blue: $1220
Sociedad

Habló la mujer agredida por José Schulman: "No sentí sinceras sus disculpas"

Candela Valdez (21), víctima del ataque del Presidente de la Liga Argentina por los Derechos Humanos, José Ernesto Schulman, habló sobre lo sucedido y contó que el dirigente no se quería bajar del micro cuando llegó la Policía, y que negó lo sucedido hasta que los agentes lo invitaron a contrastar sus dichos con las imágenes: “Si no había cámaras, voy presa yo”.

“Ahora tienen que quedarse conmigo los chicos que llevan las valijas o mi familia haciéndome compañía porque tengo miedo de quedarme sola”, dijo en diálogo con TN y detalló: “En el único momento en que vino a pedirme disculpas fue cuando el oficial le dijo que iban a mirar las cámaras... Ahí abrió grande los ojos. Yo no las sentí sinceras, fueron más por obligación. Cuando vio que había cámaras, no le quedó otra que pedir perdón porque se vio atrapado”.

En todo momento negó haberme golpeado, que yo era la mentirosa; si no hubiese sido por las cámaras voy presa.

El relato de la empleada

Candela recordó cómo comenzó todo en la terminal. Dijo que ese jueves ella les iba informando el estado de situación a los cuatro pasajeros que esperaban el micro demorado, que incluso los juntó y les avisó que la demora era de una hora. Desde ese momento, aseveró, Schulman la “tildó de mentirosa”.

Minutos después, según su relato y mientras atendía una clienta, el hombre ingresó a su oficina y le pidio “mala manera” que lo comunique con la empresa Ruta Atlántica. “Justo llega el micro y le digo, ahí acaba de entrar el micro, ya llegó. Me vuelve a repetir que lo comunique con la empresa, y me dice: ‘Dame tus datos, dame tus datos que te voy a denunciar. Me tuviste cuatro horas esperando acá'. Cuando fueron dos en realidad”, contrastó la joven.

Y siguió contando la secuencia que se ve en el video. Luego de tildarla de mentirosa, de sacar el celular y de filmar también a la otra clienta, lo que les causó gracia a ambas; llegó la amenaza: “¿Saben lo que yo puedo hacer? Las voy a meter en cana”, explicó Candela que les advirtió el dirigente. Y continuó: “La verdad, te tenes que quedar callado porque te mata. Y ahí, fue cuando se cruzó y me pegó. Me dijo, ‘¿de qué te reís?’”.

Candela en su testimonio narró que tras la agresión el dirigente se subió al micro: “Pretendía irse y no se quería bajar. Entonces, llegó la Policía, y le dijo: ‘Si usted no hizo nada, vamos a ver a las cámaras’. Y ahí abrió los ojos grandotes. En todo momento negó haberme golpeado, que yo era la mentirosa; si no hubiese sido por las cámaras voy presa”.