Martes, 09 de Agosto de 2022 Nubes 10.4 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 10.4 °C nubes
 
Dólar BNA: $140.49
Dólar Blue: $291.33
Mundo

Jaime Naranjo, el diputado chileno que habló 15 horas en el Congreso: “Kast pone en peligro nuestro sistema democrático”

Por Leticia Martínez, desde Santiago de Chile

Apenas se conocieron los resultados de la primera vuelta de las elecciones en Chile, el diputado Jaime Naranjo no dudó en apoyar a Gabriel Boric. Pese a que el aspirante presidencial de Apruebo Dignidad no era su candidato inicial, el legislador socialista que supo denunciar con ayunos las violaciones de derechos humanos durante la dictadura de Augusto Pinochet, decidió de inmediato que debía hacer campaña para impedir que un candidato como José Antonio Kast, defensor del pinochetismo, llegue a ser presidente de Chile.

“A este bosque se suma un naranjo”, escribió el legislador en las redes sociales en alusión a su apellido y a los árboles característicos de la campaña del candidato Boric, a horas de la primera vuelta. El diputado que unas semanas atrás se había vuelto viral por haber hablado durante 15 horas en el Congreso para buscar enjuiciar al presidente Sebastián Piñera, se sumaba así al equipo de Apruebo Dignidad. Incluso, se convirtió en el protagonista de los spots electorales al bromear con que le gustó tanto el programa del candidato de izquierda que podría leerlo durante horas.

Naranjo se convirtió en el protagonista de los spots electorales al bromear con que le gustó tanto el programa del candidato de izquierda que podría leerlo durante horas.

En diálogo con Diario Con Vos, Naranjo sostuvo que desde el equipo de Kast llevan adelante una “campaña del miedo” y se mostró confiado en una posible victoria de Boric. Además, descarta completamente que Chile se convierta en un país comunista si llega el candidato de izquierda a la presidencia. “El Partido Comunista tiene una tradición en nuestro país que ha respetado irrestrictamente los valores democráticos en Chile”, explicó el diputado y recordó que el espacio político que forma parte de la coalición ya fue parte de otras administraciones como la de Michelle Bachelet.

Con el candidato Gabriel Boric.

–¿La elección de este domingo es la más relevante desde la vuelta a la democracia?

–Sí, efectivamente es una de las más relevantes e importantes después del retorno de la democracia. Democracia para la que lamentablemente la candidatura del señor Kast representa un retroceso y pone en peligro nuestro sistema democrático. Estamos esperanzados de que toda esta campaña del miedo y del terror la podamos transformar en un mensaje de esperanza y alegría con la victoria de Gabriel Boric.

–¿Cómo impactó el apoyo de Michelle Bachelet a la candidatura de Gabriel Boric?

–Es curiosa la reacción que generó el apoyo de la presidenta Bachelet a la candidatura de Boric en la derecha porque unos están muy molestos, a otros les da lo mismo, pero claramente demuestra que para cosas tan simples esta derecha no es capaz de ponerse de acuerdo. Entonces una pregunta que uno se hace es si en una cosa tan simple no son capaces de ponerse de acuerdo, ¿tendrán capacidad el día de mañana para gobernar el país?

–¿Cree que hay un sector de la derecha tradicional que se siente incómodo con algunas posturas de José Antonio Kast? ¿Qué puede pasar con ese votante?

–Evidentemente hay una derecha mucho más abierta que para nada le acomoda y que claramente le incomodan estas posiciones tan extremas del candidato de Kast en temas de valores. Creo que algunos se van a abstener de votar y otros van a votar a ojos cerrados nomás.

La participación del PC en el Gobierno de Boric no pone en tela de juicio nuestra democracia.

–¿Qué les diría a quienes piensan que si gana Boric, Chile será un país comunista?

–El Partido Comunista tiene una tradición en nuestro país que ha respetado irrestrictamente los valores democráticos en Chile. El PC jamás ha participado en intentonas golpistas o de dictaduras en nuestro país. De modo que la participación del PC en el Gobierno de Boric no pone en tela de juicio nuestra democracia, de hecho ya lo hizo en la época de la presidenta Bachelet y no hubo ningún inconveniente.

–Gane quien gane, ¿qué rol cree que Chile debería tener en la región?

–En materia internacional, Chile tiene una política de Estado que la ha mantenido independientemente del gobierno de turno. En ese sentido tenemos que estrechar los lazos con nuestros países vecinos y regionales para coordinarnos más y enfrentar los desafíos presentes y futuros que vamos a seguir teniendo en relación con la desigualdad social, con los problemas sanitarios que vivimos y tantas otras materias que son relevantes para el desarrollo de la región y de los países.

–Además de buscar incrementar la participación electoral, un punto clave es ver quién logra captar ese casi 13% de los votos que sacó el candidato ausente, Franco Parisi ¿Cómo lo ve?

–Creo que el voto del señor Parisi es un voto muy disperso, muy variable, no tiene un fondo ideológico. De tal manera, creo que quien mejor represente el sentir de ellos va a conseguir los votos de estas personas que votaron por el señor Parisi. Es más, creo que muchos de ellos ni siquiera van a ir a votar porque es un voto muy poco ideologizado y es un voto que ni siquiera participa en los procesos electorales, pero en todo caso creo que muchos de ellos se van a sentir más identificados con Gabriel Boric que con el señor Kast.

Apoyo pleno para Boric

Ante la consulta al legislador acerca de si estaría dispuesto a hablar 15 horas de nuevo si gana Kast y si considera que actuó de manera inconstitucional, el diputado se ríe y sin dudarlo responde que hablaría “todo el tiempo que sea necesario”. Con entrevistas en los medios de comunicación, participación en actos y publicaciones en redes sociales, Naranjo hace campaña por Boric como si fuese un candidato de su propio partido. “Lo único que tenemos que hacer es trabajar en unidad”, sostuvo al apoyar al líder de izquierda y es lo que el diputado ha hecho en estas semanas previas al ballotage.

Como lo hizo Naranjo, varios miembros de partidos de centroizquierda e incluso los ex mandatarios Michelle Bachelet y Ricardo Lagos brindaron su apoyo a Boric por considerar que Kast puede atentar contra la democracia. Pese a que el ex líder estudiantil había cuestionado las administraciones de la ex Concertación, los expresidentes dejaron de lado las críticas del pasado y se unieron para buscar que el aspirante de extrema derecha no llegue a La Moneda.