Domingo, 25 de Septiembre de 2022 Cielo claro 16.9 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 16.9 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $152
Dólar Blue: $287
Deportes

Allanaron el Monumental por el incumplimiento del aforo en el Superclásico

La Justicia allanó el estadio Monumental después de que River Plate incumpliera la capacidad permitida para el regreso del público en el partido que ganó 2 a 1 a Boca Juniors el último domingo.

Este lunes se realizó un operativo relacionado con la investigación abierta por el incumplimiento del aforo en el estadio Monumental el último domingo. El estadio Antonio Vespucio Liberti tiene una capacidad de 72 mil espectadores y había sido habilitado para albergar 36 mil. Lejos de ese 50% de aforo permitido, la fiscalía especializada en los eventos masivos de la Ciudad de Buenos Aires calcula que alrededor de 50 mil hinchas se hicieron presentes. Es decir, casi el 70% de la totalidad.

La acusación al club tiene que ver con la violación del artículo 205 del Código Penal, que indica que “será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”. En el procedimiento se secuestró toda la información que tiene que ver con los accesos, como cámaras de seguridad y el software de los molinetes. 

El estadio Monumental tiene una capacidad de 72 mil espectadores y había sido habilitado para albergar 36 mil. Lejos de ese 50% de aforo permitido, se calcula que alrededor de 50 mil hinchas se hicieron presentes. Es decir, casi el 70% de la totalidad.

Desde el club argumentan que los registros de los molinetes arrojaron un total cercano al aforo permitido, y que el excedente tuvo relación con las entradas de protocolo, discapacitados y prensa. Además, aseguraron que “hubo un problema en los molinetes con gente que se empezó a acumular porque le daba error el carnet, y por un tema de seguridad, se decidió junto con los responsables del operativo que pasaran cuando ya estaba por comenzar el partido”.

A todo esto, la dirigencia había estrenado un sistema de molinetes a 150 metros de los ingresos al Monumental, para evitar aglomeraciones en los ingresos. Si el carnet que se apoya no estaba autorizado, se lo rechazaba. Y al haber policías y seguridad privada junto a cada empleado que manejara un molinete, la intención era que quien intentara traspasar sin autorización fuera demorado. Sin embargo, sobre la hora del partido hubo un cuello de botella.