Viernes, 19 de Abril de 2024 Nubes 18.1 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 18.1 °C nubes
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1025
Mundo

Derrumbe en Miami: la nena de 7 años encontrada entre los escombros era hija de una argentina que aún está desaparecida

Una niña de 7 años, cuyo cuerpo fue hallado entre los escombros del edificio Champlain Towers South, que se derrumbó en la localidad de Surfside, cerca de Miami, el 24 de junio pasado, fue identificada como Stella Cattarossi, hija de una argentina que vivía desde hacía varias décadas en Estados Unidos.

El caso causó una fuerte conmoción en Miami cuando se supo que fue su propio padre, Enrique Arango, quien la sacó de las ruinas del edificio. El hombre es bombero y, aunque no estaba afectado a las labores de rescate, permaneció en la zona de la tragedia con la esperanza de encontrar a su pequeña hija.

“Cuando se dio cuenta de que estábamos cerca de donde podría haber estado su ser querido, se puso al lado de algunos de sus compañeros bomberos. Pudimos traerla y luego al menos darle la oportunidad de despedirse”, dijo el bombero Ignatius Carroll a un canal de TV local.

Un testigo contó que Arengo, que no convivía con la familia, usó su campera para cubrir el cuerpo de la nena y colocó una pequeña bandera de Estados Unidos en la camilla. Luego, la sacó del área y bomberos y policías formaron filas para escoltarlos.

Con el hallazgo de la pequeña Sofía, las autoridades confirmaron que ya son 22 las víctimas mortales luego del derrumbe, mientras que 126 personas permanecen aún "en paradero desconocido", precisó la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava.

Los equipos de rescate, que trabajan en turnos de 12 horas, continuarán la búsqueda de personas bajo los escombros, siempre que se cumplan ciertas condiciones de seguridad para sus vidas.

Sofía vivía con su mamá y sus abuelos

La familia Cattarossi residía en el departamento 501, en Champlain Towers South. Allí vivían la niña y su madre, Graciela Cattarossi, junto a los padres de la mujer, Graciela y Gino, de nacionalidad uruguaya, según el diario El País.

En el momento del accidente también compartía el departamento la tía de Stella, Andrea Cattarossi, que estaba de visita en Miami de visita. La mujer es argentina, vivía en Pilar y tenía tres hijos. Por el momento, todos los adultos permanecen desaparecidos.

En dialogo con la agencia de noticias AP, Kathryn Rooney Vera, una amiga de Graciela, la describió como una “madre dedicada cuya devoción por su hija no tiene comparación”. También la describió como " muy trabajadora” y “una hermosa persona que era querida por todo el mundo”.

Catarossi era fotógrafa y trabajó para importantes medios gráficos, como el grupo Condé Nast, el New York Times, el Wall Street Journal Magazine o la revista Vanity Fair.

A esta familia se suman otros argentinos que continúan desaparecidos: Andrés Galfrascoli, de 44 años; Fabián Núñez, de 55; y Sofía Galfrascoli Núñez, de 5 años, hija de los dos.

Está pasando