Martes, 25 de Junio de 2024 Muy nuboso 6.3 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 6.3 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $948
Dólar Blue: $1275
Sociedad

Quiso robar un kiosco y la empleada lo sacó a las piñas

Un delincuente quiso robar en un kiosco en Resistencia, Chaco y la empleada lo sacó a las trompadas. La joven practica artes marciales y logró impedir que el delincuente -un trapito que trabaja por la zona- se meta por la ventana del comercio para robar la plata. Toda la secuencia quedó registrada por las cámaras de seguridad del local.

La situación se dio a la madrugada. El delincuente se acerca a la ventanilla del kiosco a pedirle a la empleada si le puede cargar una botella de agua. Ella accede, ya que lo conocía porque era el trapito que estacionaba los autos en la zona. Sin embargo, cuando la chica regresa con la botella cargada y abre nuevamente la ventana para alcanzarsela, el encapuchado intenta colarse por ese lugar hacia adentro del local.

El delincuente metió medio cuerpo adentro de la ventana y hacía fuerza para entrar. Sin embargo, la empleada no lo permitió y empezó a querer frenarlo a empujones, piñas y hasta con golpes de la botella. El ladrón llegó a agarrar algunos paquetes de cigarrillos, pero ante tal agresión, tuvo que huír con las manos vacías.

La cámara de seguridad captó todo el intento de robo. Allí se puede ver cómo la empleada del kiosco -que practica artes marciales- le pegó por lo menos 10 piñas al delincuente para evitar el robo. Una vez que se deshizo del ladrón, cerró rápidamente la ventana.

Horas más tarde, la dueña del local reconoció que esta persona iba siempre a comprar cigarrillos sueltos y relató cómo fue el episodio. "Ella lo reconoció. Primero pidió agua en una botellita, ella accedió, cerró la ventana y fue a buscar el agua. Cuando se la quiso dar, él metió la mitad del cuerpo e intentó manotear a lo loco”, contó.

Y agregó que su empleada “por suerte hace lucha libre” y explicó que por eso lo primero que hizo fue “atinar a pegarle piñas para que se vaya”. “Es propio del entreno de ella”, precisó. Para cerrar, contó cómo estaba la chica después del hecho de inseguridad vivido: "quedó alterada y tuvo un poco de sangrado en las manos, pero más que eso no”. Y finalizó: “Gracias a dios no se llevó nada”.