Sábado, 13 de Abril de 2024 Lluvia moderada 18.4 °C lluvia moderada
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Lluvia moderada 18.4 °C lluvia moderada
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1005
Política

Gerardo Morales estalló tras la liberación de los presos por tuitear: "¿Qué le digo a mi hija cuando me pregunte quién es el padre?"

Gerardo Morales

Nahuel Morandini y Roque Villegas pasaron 50 días en la cárcel por replicar bromas en redes sociales sobre un rumor de infidelidad de parte de la esposa de Gerardo Morales. Luego de que finalmente fueran liberados este lunes, el exgobernador de Jujuy no sólo justificó la detención sino que también juró revancha. Sostuvo, en concreto, que irá hasta la Corte Suprema de Justicia y que los acusados cometieron delitos de violencia de género y contra la identidad de su hija.

Para Gerardo Morales, que dos ciudadanos hayan hecho bromas en redes sociales sobre un rumor de infidelidad en su matrimonio “se trata de un delito grave”, con lo cual correspondía que Morandini y Villegas siguieran presos. “Por lo que pasó se simplifica que la situación de dos personas tiene que ver con un tuit. Es una exageración que no tiene sentido. No se conoce la causa y se habla sin saber”, expresó esta mañana por Radio Mitre.

Como el exgobernador y Tulia Snopek, su esposa, tienen una hija de dos años, los rumores de infidelidad abrieron la puerta a las especulaciones sobre la posibilidad de que la niña fuera hija de otro hombre. “¿Qué le digo yo a mi hija de dos años que empieza el jardín la semana que viene de acá a dos años? ¿Qué le digo cuando me pregunte quién es el padre? Cuando vaya al secundario, ¿cómo resuelvo la situación? ¿En qué va a terminar la salud psicológica de mi hija después de semejante delito que se ha cometido?”, lanzó Morales, enardecido.

El tuit de Morandini en alusión a Gerardo Morales y su esposa.
El tuit que valió por la detención de Morandini.

Aunque desde la defensa de Villegas y Morandini se entiende que sus comentarios fueron simples ejercicios de la libertad de expresión, de los cuales hay cientos de miles a diario en redes, y que cuanto mucho se trató de un chiste de mal gusto, Morales interpreta la situación con alto dramatismo, apuntando a un “daño irreparable”. Más aún, sostiene que los exdetenidos pertenecen a una organización opositora que conspira en su contra y que tienen vínculos con Milagro Sala.

 “Es grave lo que han hecho con mi mujer, volvimos de vacaciones, ella no quería volver, no quería ir a trabajar, no quería ir a ninguna reunión, está en tratamiento psicológico, la saña misógina de personas que siguen generando un daño irreparable sobre una mujer no se entiende”, se indignó Gerardo Morales. “Querían hacerme daño, ‘la banda’ me lo hizo, se lo hizo a mi familia, cometió un delito”, enfatizó a continuación.

En concreto, sostuvo que Morandini forma parte de la organización Tupac Amaru junto con Sala. “Participaron del cumple de la hija de Milagro la mayoría de este grupo, ellos mismos pergeñaron, hacían las reuniones por el intento de golpe de Estado”, sostuvo en referencia a las protestas contra la reforma constitucional desatadas en junio de 2023.

Aunque los dos usuarios fueron liberados, aún pesa una orden de detención contra Lucía González, una arquitecta a la que se la acusa por “delitos” similares. “Es la que arma la mentira, la dueña de la versión, en complicidad con Morandini, su esposa y otros miembros de esa infamia”, se persiguió Morales.

“No hubo dos tipos presos por tuitear. ¿Quién es la víctima acá? ¿Morandini? ¿Y mi hija?”, siguió el dirigente de la UCR y elevó más aún la apuesta apuntando en tono trágico a un posible suicidio. “Quiero que esto llegue a la Corte, quiero justicia. ¿Quién me repara a mí el daño psicológico? ¿Cómo saben que mi hija no va a tener un problema psicológico de aquellos que llevan al suicidio a la persona?”, inquirió.

Está pasando