Lunes, 15 de Abril de 2024 Lluvia moderada 21.9 °C lluvia moderada
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Lluvia moderada 21.9 °C lluvia moderada
 
Dólar BNA: $912
Dólar Blue: $1010
Ciencia

Científicos argentinos se manifestaron en reclamo por las becas del Conicet

científicos

Científicos argentinos se manifestaron frente al Polo Científico-Tecnológico, donde están las autoridades del Conicet. Bajo la consigna "sin becas no hay ciencia", la Red de Autoridades de Institutos de Ciencia y Tecnología (Raicyt) junto con otras agrupaciones de jóvenes científicos precarizados y ATE reclamó ante el titular del Conicet, Daniel Salamone, y Nicolás Posse, que otorguen las 1600 becas que tendría que haber dado este organismo y no lo hizo.

Los organizadores expresaron la necesidad de estas becas para que haya ciencia y tecnología de calidad en Argentina. "Así como no hay equipo de fútbol sin semillero; no hay ciencia sin becarios/as", dijeron. Jorge Geffner, director del Instituto de Investigaciones Biomédicas en Retrovirus y SIDA del Conicet, explicó: “Estamos insistiendo con el reclamo porque al día de hoy no tenemos confirmación de absolutamente nada. Las becas ya están evaluadas, deberían haber sido notificadas el 12 de enero y no sabemos nada. No hay partida presupuestaria asignada ni tampoco se ha publicado el orden de méritos”. Y agregó: “Deberían comenzar el 1° de abril con el trabajo. La verdad es que las personas afectadas tendrían que conocer cuál es su situación, porque de lo contrario se tienen que buscar otro trabajo”.

Alan Adamczyk, becario del Inbirs, dice: “Ya no es incertidumbre, sino preocupación. No tenemos novedades y no sabemos hasta cuándo vamos a seguir sin información. Con lo cual, empezamos a asumir que las becas no van a salir. En nuestro Instituto, somos seis o siete que estamos exactamente en la misma situación. Después de abril, definitivamente voy a tener que buscar otro trabajo y al mismo tiempo tratar de terminar la tesis doctoral que ya está en curso”. Y agrega: “Fue una decisión brusca, de repente nos quedamos sin nada. Tenemos un ritmo de trabajo enorme, me paso en el laboratorio de 12 a 14 horas por día”.

Por su parte, la biotecnóloga María Navarro, cuenta: “Pretendía seguir formándome. Idealmente quería seguir con una investigación de doctorado, soy primera generación de graduados en mi familia. No estaba en mis planes buscar trabajo en la industria o irme a otro país; de hecho, estaba muy ilusionada con seguir en el mundo científico. Los resultados hace un mes que no salen y el sistema no da respuestas. Tengo que ver qué hago con mi vida”.

Comentando otra experiencia, la becaria Bianca Mazzitelli sumó: "Es una situación que se vive con mucha angustia. El panorama que tenemos hasta el momento no es nada bueno. Es difícil porque no sabemos si vamos a poder continuar con nuestras líneas de investigación, ni si vamos a mantener nuestros trabajos. En el día a día nos vamos enterando de malas noticias". 

Está pasando