Domingo, 14 de Julio de 2024 Cielo claro 8.4 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 8.4 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $960
Dólar Blue: $1500
Comer & Beber

Queso Roquefort: qué es, dónde se originó y con qué se puede acompañar

queso Roquefort

Pese a haberse originado a más de 11 mil kilómetros de Argentina, el queso Roquefort tiene un gran arraigo en nuestro país y figura en una gran cantidad de recetas. ¿Cómo surgió y cuáles son los mejores acompañamientos?

Con su distintivo sabor fuerte y picante y su aroma inconfundible, este queso azul ha conquistado paladares en todo el mundo. Con su consistencia cremosa, se ganó su lugar destacado en las mesas de los amantes del buen comer.

Elaborar el auténtico queso Roquefort es todo un arte. Se usa leche de oveja, que le da la cremosidad característica. Además, se introducen mohos específicos durante la fermentación es lo que le otorga al queso su veta azul verdosa, creando una obra maestra de sabor y textura. Este proceso es lo que hace del queso Roquefort una delicia única.

El origen del queso Roquefort

El queso Roquefort tiene una historia que se remonta a la antigüedad. Se cree que ya era producido por los celtas en la región francesa de Aveyron, donde se encuentran las cuevas de Roquefort-sur-Soulzon.

Se cuenta que estas cuevas proporcionaron el ambiente ideal para el desarrollo de este queso, gracias a las condiciones naturales de humedad y temperatura. Más precisamente, la temperatura constante de la cueva, alrededor de 12 grados centígrados, y la humedad relativa, que oscila entre el 90 y el 95%, favorecen el desarrollo del hongo Penicillium roqueforti, que es el responsable del característico color azul y sabor picante del queso.

Estos sitios, que aún se utilizan hoy en día -dado que no hay lugar con condiciones similares en todo el mundo-, le agregan un toque especial al proceso de maduración del queso, contribuyendo a su sabor distintivo.

Francia obtuvo la denominación de origen en 1925, mientras que en 1979 fue reconocido por la AOC y en 1996 por la AOP. Esta protección restringe el uso del término "roquefort" para otros quesos idénticos o similares, reservándolo para productos procedentes de la región de Causses del Aveyron.

Con qué se puede acompañar

El queso Roquefort se puede disfrutar solo, como aperitivo o snack. También se puede utilizar en platos salados, como ensaladas, pastas, carnes y pescados. Algunos de los maridajes más comunes para el queso Roquefort incluyen:

  • En una tabla de quesos: allí puede destacar y convertirse en la estrella de cualquier picada.
  • Con nueces y frutas secas: contrasta a la perfección con pasas, nueces, almendras, avellanas, entre otras.
  • En ensaladas: queda muy bien combinado con peras o en ensalada César o Caprese.
  • Con pastas: combina perfectamente en salsas cremosas o bien, como parte fundamental de la salsa cuatro quesos.
  • Con carnes y pescados: queda excelente con carnes como bifes de distintos cortes o pescados como salmón a la plancha.