Viernes, 21 de Junio de 2024 Nubes 13.7 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 13.7 °C nubes
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1300
Política

Natalia Zaracho respondió a las críticas por no leer y cruzó a Bullrich: "No se banca que haya una pobre en el Congreso"

Natalia Zaracho

En el marco del debate de la Ley Ómnibus en el Congreso, Natalia Zaracho acumuló varias críticas en su contra en los últimos días: las acusaciones de Patricia Bullrich, que eligió utilizar su exposición para cargar contra los movimientos sociales, y un aluvión de reacciones a su confesión de no haber leído la totalidad del proyecto en discusión.

"No tuve la chance de responderle a la ministra porque nos apagaban los micrófonos, nos anotábamos para hablar y no podíamos hablar, y nos daban cinco minutos para responder", recordó Natalia Zaracho en diálogo con Radio Con Vos esta mañana. Antes de seguir refiriéndose al presente, se remontó brevemente a su infancia.

"Claramente no vengo de la política tradicional ni de una familia con doble apellido, yo me la tuve que rebuscar y sobrevivir en el 2001, dejando la escuela y empezando a cartonear con toda mi familia", indicó la diputada y añadió que su madre, jefa del hogar, se quedó sin trabajo en esa época.

Y reflexionó: "Después te hablan del esfuerzo, según el esfuerzo de cada uno puede elegir en qué condición estar. No comparto eso, a mí no me dieron muchas chances de elegir. Tuve que dejar la escuela y salir a cartonear, no me dijeron tenés esta opción o la otra".

Volviendo a la actualidad, Zaracho se refirió al oficialismo diciendo que "capaz ellos vivieron el 2001 pero siendo diputados y escondiéndose de la gente, porque no podían dar la cara, como Patricia Bullrich". Ya refiriéndose puntualmente a la ministra de Seguridad, observó: "Yo también podría decir que es una política, una vendepatria. Fue funcionaria en el 2001, fue parte del macrismo. Siempre estuvo en los procesos de la historia más tristes".

"Cuando te salen a pegar estos personajes que tienen doble apellido la verdad que reafirman mis convicciones de que estamos haciendo las cosas bien. Nosotros queremos todo lo contrario de lo que ellos plantean, que es una Argentina para pocos, donde cada uno sobreviva como sobreviva", sostuvo antes de advertir que el proyecto del oficialismo va a perjudicar la vida de "muchos argentinos", entre ellos "los jubilados, los médicos, los docentes y todos los trabajadores".

Durante su tiempo de exposición en el Congreso, Patricia Bullrich contestó la acusación de Natalia Zaracho contra un gobierno que "odia a los pobres" y cargó contra los movimientos sociales, haciendo referencia a Emerenciano Sena. "Yo no lo conozco a este personaje que nombró", dijo la legisladora en YAQPA.

"Quiero que lo diga a la sociedad y que denuncie. Yo no soy ingenua, así como están estos personajes están los Macri de la vida, Coto, todos los empresarios que están estafando. Desde los dirigentes sociales hasta los que concentran los alimentos en nuestro país. Echarle la culpa a los movimientos sociales de la pobreza cuando ella tuvo mucha responsabilidad en distintos gobiernos me parece una falta de respeto a toda la sociedad", completó.

Lejos de echarse atrás en sus señalamientos, Zaracho afirmó que Patricia Bullrich "no se banca que haya una pobre, una cartonera, que represente un sector que odia mucho en el Congreso y que le habla de igual a igual. Es tanto el odio que tienen contra la gente que piensa distinto y no tiene sus mismas condiciones que los deja en evidencia. Podía haber respondido un montón de preguntas que le hicieron y eligió decir esto".

Bullrich no se banca que haya una pobre, una cartonera, que represente un sector que odia mucho en el Congreso y que le habla de igual a igual.

Durante la discusión de la Ley Ómnibus, que tiene 664 artículos, la diputada y dirigente del Frente Patria Grande admitió que no tuvo "tiempo de leerlo todo" y, desde entonces, varios personajes cargaron contra ella, sobre todo Joaquín Benegas Lynch y el periodista Sergio Figliuolo.

"No solamente soy una diputada que está sentada en la oficina y que tiene tiempo de leer, yo tengo mucho laburo social en el barrio", contestó Zaracho.

"Fue una decisión mía de que eso se tiene que complementar, yo no puedo encerrarme solamente en una oficina. Entiendo la importancia, sé de lo que estoy hablando, pero esto también va implicado con escuchar a la gente, necesitamos escuchar a la gente. La gente no llega a fin de mes. Si vos no sabés eso, no entendés qué consecuencias tiene", concluyó la legisladora.

Está pasando