Miércoles, 28 de Febrero de 2024 Cielo claro 22.6 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 22.6 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $885
Dólar Blue: $1070
Comer & Beber

Paso a paso, cómo hacer el pollo a la parrilla ideal

¿Es parte del asado o no? Independientemente de la respuesta, el pollo a la parrilla es un plato que no falla nunca. Al ser la mejor carne en relación precio calidad, es ideal para sacarte las ganas de comer algo rico sin gastar mucho. Cuáles son los secretos para que quede sabroso y jugoso.

La principal ventaja del pollo a la parrilla, además de su precio, es su versatilidad. Puede acompañarse con ensaladas, papas fritas, puré o arroz. En todas las alternativas, el sabor del pollo destacará por completo.

Pero hay que saber hacerlo bien, porque de quedar crudo, puede ser muy perjudicial para la salud. Caso contrario, de cocinarse demasiado, se obtiene una carne muy seca difícil de comer. Hay que respetar muy bien los tiempos y seguir los trucos.

Así se prepara el mejor pollo a la parrilla

Existen algunos secretos para preparar el mejor pollo a la parrilla y que quede sumamente jugoso y sabroso. Si bien no es algo difícil de lograr, hay que seguir los tips al pie de la letra, especialmente los que tienen que ver con el tiempo y la exposición al calor.

Lo primero para preparar el mejor pollo a la parrilla es preparar la pieza. No se cocina igual si se trata de un pollo entero o, por ejemplo, un cuarto (pata y muslo). En el primer caso, lo ideal es abrirlo para que quede lo más plano posible para que se haga de forma pareja sobre la parrilla.

Para abrir un pollo entero hay que hacer cortes para separar la pechuga del muslo. Luego con las manos se podrá desarticular para que quede lo más abierto posible. Macerar el pollo es la mejor manera de lograr que el pollo quede sumamente sabroso. Se puede optar por hacerlo en mostaza, leche o aceite con especias; o bien en seco, con distintos condimentos. Vas a necesitar:

  • 1 pollo entero
  • Sal
  • Limón
  • Especias a gusto: perejil, romero, tomillo, orégano, estragón, laurel, pimienta negra, sal, azúcar, ajo y cebolla en polvo.

Antes de mandarse a la parrilla, conviene preparar un marinado en seco. Es decir, juntar todas las especias para formar un gran y único condimento. Para un pollo entero, necesitaremos cerca de una cucharada de cada una de las especias. Integrarlas y, de ser posible, pisarlas un poco con un mortero para que vayan liberando sus aromas.

Una vez hecho este paso, iremos a cocinar la carne. Tendremos que:

  1. Abrir el pollo quebrando las articulaciones hasta que quede lo más plano posible.
  2. Meter los condimentos entre la carne y la piel para asegurarse de que no se quemen en la parrilla.
  3. Llevar el pollo a la parrilla a fuego medio/bajo para que se haga despacio.
  4. Cocinarlo primero con el cuero hacia arriba durante una hora.
  5. Pasarle jugo de limón cada 10 o 15 minutos para mantenerlo hidratado.
  6. Darlo vuelta y dejarlo unos 30 o 40 minutos hasta que se dore la piel.
  7. Retirarlo y servir con una guarnición a elección.

Está pasando