Miércoles, 17 de Abril de 2024 Cielo claro 23.6 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 23.6 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1030
Policiales

Poco después de realizar la autopsia, identificaron al hombre hallado en los Lagos de Palermo

Este lunes al mediodía apareció el cadáver de un hombre de entre 35 y 40 años a medio metro de la orilla del lago Victoria Ocampo en Palermo, a apenas unos metros de donde, hace algunas semanas, fue asesinado Mariano Barbieri.

Hoy, poco después de que se le hubiera realizado la autopsia, se conoció su identidad: se trata de José Luis Báez, quien poseía antecedentes por abuso sexual, amenazas, robos y hasta por un homicidio registrado en julio de 2021 por el que fue declarado inimputable porque padecía trastornos psiquiátricos. Los tatuajes que tenía en sus brazos fueron claves para determinar su identidad. 

El cuerpo fue recuperado por Bomberos, que lo llevaron, para ser analizado, a la Unidad Criminalística Móvil de la Policía de la Ciudad. No tenía documentos encima, solo una tarjeta SUBE que, en todo caso, podría no estar a su nombre.

Hacia el mediodía, los datos obtenidos con la autopsia llegaron a la fiscalía. De acuerdo a fuentes cercanas al caso, ya descartaron que el hombre en cuestión haya muerto ahogado, y no encontraron lesiones compatibles con una muerte violenta. Por lo tanto, suponen que el fallecimiento pudo deberse al consumo de drogas o una muerte súbita.

Según informó Infobae, el cuerpo muestra un "edema encefálico difuso", que podría haberse producido por un ACV. Sin embargo, la causa precisa de la muerte aún queda por determinarse. Ya se ordenaron estudios toxicológicos y anatomopatológicos.

Tampoco se descubrió, hasta el momento, la identidad del fallecido. No encontraron pertenencias en las zonas cercanas, y creen que estaba en situación de calle. El fiscal Matías Di Lello intenta identificarlo reportes de personas desaparecidas, los tatuajes y las marcas personas. Las manos del cuerpo no estaban en condiciones para recuperar sus huellas dactilares, aunque están realizando un trabajo forense para intentar conseguir una impresión de las mismas.

Hasta ahora, nadie se presentó a reclamar el cuerpo o aportar información para el caso. El cuerpo es de tez trigueña, tiene canas, un chaleco negro sin mangas y un suéter gris. Además, tiene dos tatuajes, uno de un diablo, en su espalda, y un toro en el hombro.