Martes, 16 de Abril de 2024 Llovizna ligera 15.9 °C llovizna ligera
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Llovizna ligera 15.9 °C llovizna ligera
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1035
Agro Con Vos

Tratamiento Profesional de Semillas: la clave para aprovechar al máximo la genética

Tratamiento Profesional de Semillas soja UPOV 91

El tratamiento de semillas no es ninguna novedad en la Argentina y desde el sector privado estiman que actualmente entre el 60 y 70% de los productores ya emplean este método en al menos un cultivo por campaña.

Pero lo que sí es una novedad, es la evolución constante de los productos que, de la mano de los bioestimulantes, integran día a día nuevas soluciones para los cultivos argentinos.

Sin embargo, muchas veces el tratamiento se realiza en el mismo campo antes se sembrar, con equipos y métodos rudimentarios y con semillas que, en el caso de las autógamos, con suerte son de una o dos campañas atrás.

Efectivamente al hacerlo en el campo el productor se ahorra dinero, pero la práctica se asemeja más a "pintar semillas" que a realmente incorporarle tecnología, ya que no se puede controlar la homogeneidad del lote ni otras variables como temperatura y humedad.

En la siguiente foto se puede observar las diferencias de un Tratamiento Profesional de Semillas (izquierda) o uno casero en el campo (derecha).

Tratamiento Profesional de Semillas

Frente a esta situación surgen algunas preguntas: ¿Para qué aplicar la última tecnología disponible en tratamiento de semillas a genética vieja? Y ¿Para qué invertir en semillas de punta si luego el tratamiento es casero y sin control de resultados?

El génesis: la semilla

Está claro que el uso propio en la Argentina ha ampliado oportunidades pero, al mismo tiempo, es incuestionable el estancamiento productivo que generó en el país. Basta comparar los últimos 20 años sojeros de Brasil para encontrar las evidencias.

El país vecino, que sí tiene un sistema de pago de genética, pasó de una producción de 38,4 millones de toneladas en 2000/01 a 135,9 MTn en 2020/21, es decir, aumentó su producción más de 250% en solo dos décadas. Para el mismo período de análisis, la Argentina pasó de 28 MTn a 45 Mtn, poco más del 60% de crecimiento.

No invertir en materiales nuevos, con mejores techos de rendimiento y/o más soluciones sanitarias, tiene un costo país muy alto, por más que algún productor de forma individual haya salido ganando en alguna campaña puntual.

Tratamiento Profesional + Semillas

Para "ecualizar" estas dos variables agronómicas trascendentales, el Grupo Los Grobo, en alianza con Barenbrug Argentina, sumó una nueva Planta de Tratamiento Profesional de Semillas, con el objetivo de alcanzar las 100 mil bolsas anuales procesadas entre trigo y soja, y conseguir que cada semilla procesada tenga la dosis exacta de cada producto a utilizar.

¿El dato importante? Que el tratamiento profesional asegura una dosificación correcta y aporta 80.000 microorganismos por semilla. Sí, así como lo leen.

Tratamiento Profesional de Semillas 3

En esta nueva planta ubicada en San Miguel del Monte (Buenos Aires), que demandó 2 millones de dólares en inversión conjunta de las empresas, se va a emplear para semilla de soja, BarMax Superpremium, que co-formula la cepa INTA E-109 de Bradyrhizobium japonicum, con cepas de Rhizobium seleccionadas por Barenbrug específicas por zonas, las cuales le confieren mayor adaptación por ambientes, mejorando la capacidad de nodulación y fijación de nitrógeno.

Además de estas dos bacterias, se suman también de manera coformuladas, Azospirillum brasilense y Pseudomonas fluorescens, que potencian las plantas desde las semillas, con diversos mecanismos de estimulación del crecimiento; formando un innovador Consorcio Microbiano que opera a nivel de raíz mejorando el desarrollo y la respuesta agronómica de soja.

Además, complementa un protector profesional que permite preinocular anticipadamente las semillas.

En trigo van a sumar BarBioTrichoderma, la va en sintonía con Azospirillum brasilense y Pseudomonas fluorescens, como novedad en la presente campaña.

Con esta nueva apuesta de las empresas se potencia el ecosistema productivo, desde el inicio de todo: la genética de la semilla y sus mecanismos biológicos de crecimiento.

Está pasando