Viernes, 19 de Abril de 2024 Cielo claro 21.3 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 21.3 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1025
Política

Graciela Fernández Meijide: "El acto de Villarruel nos puso de nuevo en la disyuntiva de si hay muertes buenas o malas"

Graciela Fernández Meijide - Acto de Villarruel

Graciela Fernández Meijide fue una miembro clave de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos y la CONADEP a raíz de la desaparición de su hijo de 17 años durante la última dictadura. Este martes, por Radio Con Vos, opinó sobre el homenaje “a víctimas del terrorismo” organizado por Victoria Villarruel y consideró que la candidata actúa “como si no se hubieran respetado los derechos o no se hubiera reconocido a quienes murieron”.

“El acto de Villarruel, que hace mucho que viene reclamando por este reconocimiento, nos puso de nuevo a todos en la disyuntiva de discutir si hay muertes buenas o hay muertes malas”, observó Graciela Fernández Meijide en YAQPA. “Todas las muertes violentas son malas porque nos perjudican en nuestro respeto por las instituciones, las debilitan, sobre todo cuando obviamente esto está enmarcado en la política”, señaló a continuación la dirigente.

También en referencia a la liberal, Meijide consideró que “está aprovechando su rol de candidata a vicepresidenta de Javier Milei para volver a tomar el tema como si no se hubieran respetado los derechos o no se hubiera reconocido a quienes murieron”. A continuación, se mostró crítica de la violencia guerrillera pero señaló “la enorme diferencia” que la distingue de la perpetrada por el Estado durante la dictadura.

“Lo que pasó con los que abrazaron la lucha guerrillera ya desde los 60 para adelante es que equivocaron la herramienta. Abandonaron la política y la quisieron suplantar, y pusieron lo que se llamaba el poder en la boca de fusil, y siempre termina mal”, indicó y sostuvo que tanto los militares como los guerrilleros “aspiraban al poder entregando su propia vida eventualmente”.

El Terrorismo de Estado es cuando el poder utiliza todo lo que tiene, todas las instituciones, e incluso la metodología de hacer desaparecer los cuerpos, para producir terror.

“Ahora bien, los guerrilleros tenían las armas que podían conseguir y sólo su pellejo para defenderse. Del otro lado desarrollaron lo que se determinó, después del juicio que hizo Alfonsín, como Terrorismo de Estado. ¿Cuál es la diferencia? El Terrorismo de Estado es cuando el poder, que se toma por asalto o que se concede, utiliza todo lo que tiene, todas las instituciones, e incluso la metodología de hacer desaparecer los cuerpos, para producir terror y además para garantizarse la impunidad”, distinguió Meijide.

En adelante, la dirigente ilustró su postura con un recuerdo de su experiencia del Juicio a las Juntas: “Hubo una señora, la señora de Barjacoba, cuyo hijo Daniel fue secuestrado cuando estaba armando una bomba. Y desapareció. Ella hizo todo el testimonio, y cuando terminó se dirigió a los jueces y les dijo ‘Yo sé que mi hijo ponía bombas, pero, ¿saben qué? Se merecía un juicio como este’. Y este es el punto irreductible”.

Volviendo al acto de Villarruel, Meijide sostuvo que le pareció “poco relevante” y que supuso una ocasión para “muchos oportunistas” que se acercaron con el solo fin de “hacer presencia en política, cuando en realidad nunca les importó esta lucha. Ni antes ni durante”.

Asimismo, precisó que le preocupa la estabilidad democrática de cara a un eventual triunfo de Milei, pero manifestó su seguridad sobre las conquistas de Derechos Humanos. “Es cosa juzgada, cosa que provocó que se hiciera en el mundo, en la ONU, la convención sobre desaparición forzada de personas que se empezó a partir de la desaparición en Argentina, y además hay una ley acá que toma lo de esa convención”.

“Lo que dijo Villarruel antes de hacer este acto es que lo primero que ella haría sería derogar la ley que impide que las fuerzas armadas actúen en conflictos internos. Ella supone que por el solo hecho de ser, eventualmente, presidente del Senado -si ganaran, que espero que no- se podría desde ahí impulsar que se derogue esa ley”, apuntó la dirigente.

Tenemos una nación a la que hay que cuidar y no se la cuida lo suficientemente bien si, habiendo elegido la democracia como sistema de gobierno, a esa democracia se la mantiene débil.

Sin embargo, sostuvo que para eso deberían negociar con los legisladores de los otros partidos. Contra la idea de Milei de impulsar un referéndum para imponer medidas que levanten resistencia, la activista por los Derechos Humanos recordó que “no se hace un referéndum todos los días cada vez que necesitás cambiar algo, para hacerlo tenés que pasar por el Congreso”.

Tenemos una nación a la que hay que cuidar y no se la cuida lo suficientemente bien si habiendo elegido la democracia como sistema de gobierno a esa democracia se la mantiene débil. Para que sea fuerte tiene que haber división de poderes, independencia de los poderes entre sí y poner todas esas instituciones al servicio de lo que necesita la gente, que eso es lo que promete la política”, reflexionó sobre el final Meijide.

Está pasando