Viernes, 24 de Mayo de 2024 Cielo claro 6.4 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 6.4 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $931
Dólar Blue: $1280
Economía

5 consejos para comprar ropa barata en Avellaneda

Comprar ropa en Avellaneda

Encontrar ropa variada, barata y en un mismo lugar no implica solo una inversión de plata, también hay que poner mucho mucho tiempo. O no tanto, tal vez con estos consejos y precauciones a tomar antes de sumergirse a comprar en las profundidades de la calle Avellaneda puedan ahorrar pesos, tiempo y energía.

La calle Avellaneda en Flores es uno de los destinos más elegidos por emprendimientos o particulares para comprar ropa, pero al igual que sucede con Once, quien no conoce todos los locales de antemano o la ubicación de las tiendas más baratas puede terminar por no cumplir con el objetivo principal: ahorrar.

Desde el mapa con la ubicación de cada tipo de ropa y aquellas calles perpendiculares que van de más caras a más baratas hasta qué preparar de ante mano para tener en la cartera o mochila el día que se dedique a la aventura de recorrer la famosa calle.

El mapa definitivo para comprar en Avellaneda

La usuaria de TikTok @babutecuenta, cuyo nombre real es Gabriela y estudia Economía en la UBA, hace más de un año que compartió el mejor mapa guía para comprar en Avellaneda que se vuelve un infaltable al momento de planificar el día de compras en la mítica calle.

Las mejores calles para comprar son Helguera, Cuenca y Campana, que tienen la mejor ropa y a muy buenos precios”, aconsejaba en el video viral donde también recomendó alejarse de la avenida Nazca y Avellaneda porque son más caras. “Es mucho mejor caminar por Aranguren”, remarcó la futura economista porque en la primera los precios son más accesibles.

En el video también clasifica las calles desde la más cara hasta la más barata y explica que hacia el lado de Avenida Juan B. Justo se encuentra la ropa "femenina" y hacia el lado de Rivadavia se encuentra la ropa "masculina". "Obviamente tenés que ir a comprar con efectivo", advierte la tiktoker ya que para el resto de los métodos de pago puede haber recargo o, incluso, muchos locales no los aceptan.

Ir temprano, especialmente los sábados

Lo mejor es llegar a las 8 y establecer un recorrido que dure como mucho hasta el mediodía. Durante la semana hay locales que permanecen abiertos hasta las 16 o 18, pero los sábados cierran a las 14. Durante la semana la atención está centrada en compradores mayoristas y no todos los locales hacen ventas minoristas, mientras que los sábados sí están dedicados a atender compradoras particulares. De todas formas, es recomendable ya tener pensado qué comprar y en dónde. Lo que nos lleva al siguiente consejo.

Llevar la lista, como en el super, y calzado cómodo

Por supuesto que la lista con todo lo que sí o sí hay que sumar al placard es infaltable. Pero, ¿cómo se puede armar esa lista de forma más específica? Consultando la página oficial para comprar de forma online en la calle Avellaneda.

Si bien la compra se puede efectuar directamente desde allí, no todas las compradoras están amigadas con esa modalidad de venta cuando se trata de ropa. A veces tocar la tela, comparar talles o modelos y ver en persona cada prenda es importante para el proceso.

Como anticipó Gabriela y el consejo anterior: lo más probable es que el recorrido lleve varias horas. Por lo tanto llevar agua, calzado cómodo, bolsas extra y paciencia. Las primeras marcas no van a estar más baratas que en otros lugares, pero las segundas sí. El tema es que la popularidad de la calle Avellaneda ha ido creciendo, por lo que ya no es el secreto de algunas pocas y navegarla se vuelve parecido a hacer compras para el Cumpleaños de 15 en Once.

Probarse la ropa sin probarse

Comprar en Avellaneda es barato, pero en la mayoría de los locales no tienen probadores para agilizar el proceso de compra. Hay tres técnicas específicas para elegir jeans sin probarse: medir el antebrazo en el interior de la cintura, rodear el cuello con la cintura del pantalón y colocar la entrepierna del jean en el mentón a la vez que se toma el extremo final con la mano y se estira para corroborar el largo.

La clásica es llevar un pantalón, remera, campera, buzo, la prenda que sea que queramos comprar que ya se tenga y sea del talle adecuado para comparar con la nueva. Por precaución, anunciar en la entrada de los locales que se ingresa con ropa que no es de allí para evitar malos entendidos.

Pedir la tarjeta de los locales

Aún cuando se planifique todo, también se pueden descubrir nuevos locales que no se llegaron a ver en la página oficial o en Instagram. O incluso cuando ya se estaba emprendiendo la vuelta. En ese caso, siempre pedir la tarjeta del local porque se pueden chusmear sus redes sociales para volver otro día.

Está pasando