Jueves, 25 de Julio de 2024 Cielo claro 20.6 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 20.6 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $968
Dólar Blue: $1445
Ciencia

¿De dónde vienen los reptiles voladores? El gran descubrimiento del que participaron científicos argentinos

Este miércoles, la revista Nature tiene en su portada na investigación en la que participaron varios argentinos. Se trata del descubrimiento de un fósil de la parte superior de un animal que convivió con los dinosaurios, es un probable antecesor o primo de los pterosaurios, y permite echar luz sobre una especie, y una familia de especies, sobre la que se sabe muy poco. Se trata del Venetoraptor, un reptil que vivió en Pangea hace alrededor de 230 millones de años.

Pertenece a la familia de los Lagerpetidae, unos dinosauriomorfos (no son dinosaurios, pero son parecidos) pequeños y extintos. Este fósil fue hallando al sur de Brasil, por el científico Rodrigo Temp Müller. De acuerdo a Federico Agnolin, uno de los científicos argentinos que participó en el estudio, puede ayudar a resolver "uno de los grandes enigmas de la paleontología": el origen de los pterosaurios, esos grandes reptiles voladores.

Es el registro fósil más completo que se halló de un lagerpétido en la historia de la disciplina. Estos son reptiles pequeños, no voladores, que vivieron hasta hace 40, 60 o 100 millones de años. Agnolin describió al espécimen hallado: "Pesa no más de ocho kilos, como un gato gordito. Pero las manos son relativamente grandes y fuertes, con garras muy agudas, bien curvadas. Su altura, menos de un metro. O un metro de longitud, contando la ola, que es la mayor parte del cuerpo". Agnolin, junto a Fernando Novas y Martín Ezcurra, pudo estudiar el fósil gracias la invitación del propio Müller.

Para el especialista, lo más curioso del peculiar animal "es el hocico, completamente inesperado para un ejemplar de la familia de los lagerpétidos". En diálogo con Clarín, describió: "El pico es ganchudo, como si fuera el de un águila o un loro, pero no tiene dientes". SIguió: "Tiene las patas muy largas y gráciles, y dedos realmente raros: cuatro en total, de los cuales, se pudo observar, sólo apoyaba dos, que son largos y muy desarrollados, como los de un avestruz. Un sujeto prácticamente didáctilo".

Este descubrimiento abre una nueva serie de preguntas para la comunidad científica, sobre la alimentación, el hábitat, y sus principales características. Por ejemplo, ¿usaba sus garras para cazar o para trepar árboles? ¿Por qué era ganchudo su pico? ¿Por qué no tenía dientes? Su nombre viene del lugar donde fue hallado: el Vale Vêneto, en Brasil. El resto de su nombre proviene de las manos del venetoraptor y su pico de aparencia raptorial.

Está pasando