Martes, 28 de Mayo de 2024 Cielo claro 10.7 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 10.7 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $935
Dólar Blue: $1210
Sociedad

La embajada de Panamá despidió al diplomático cuya esposa agredió a la encargada de un edificio

panama

Luego de la viralización de las imágenes que muestran una pelea brutal entre la esposa de un diplomático de Panamá y la encargada de un edificio en Recoleta, el Ministerio de Relaciones Exteriores del país centroamericano tomó la decisión de retirar de sus funciones al diplomático implicado. Según explicaron, la medida también alcanza a su familia ya que no existen las condiciones apropiadas para mantenerlos en la Ciudad de Buenos Aires.

El hecho ocurrió el 11 de mayo y quedó registrado por las cámaras de seguridad del edificio de Recoleta. Yéssica Pinedo Quintero, la esposa del funcionario; y Juliana Gómez Vera, la encargada del lugar, enfrentan una imputación por lesiones leves recíprocas

A través de un comunicado, la Cancillería de Panamá informó que echó al diplomático y sostuvo que la embajadora del país centroamericano en Argentina ya estaba al tanto de los lamentables hechos ocurridos.

La masiva oficial indica que la delegación diplomática tomó contacto con el Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina con la intención de ponerse a disposición de las autoridades correspondientes para colaborar en el esclarecimiento de los hechos e informar el retorno del funcionario y su familia a Panamá.

Desde la sede diplomática señalaron: “Este Ministerio rechaza todo acto de violencia y reafirma que la conducta de los funcionarios acreditados en el Servicio Exterior debe reflejar, en todo momento y en cada una de sus actuaciones, el respeto y la consideración que Panamá le asigna a sus relaciones con el Estado receptor donde se encuentran acreditados”.

Cómo inició la discusión entre la esposa del diplomático de Panamá y la encargada

La discusión comenzó cuando la inquilina le reprochó a la encargada haber retado a su hija por no cerrar correctamente la puerta del ascensor del edificio. “Me increparon y me dijeron que no tenía que dirigirme así a una menor”, señaló Juliana Gómez Vera, la portera del edificio de Recoleta.

“Yo les pedí perdón, les dije que no sabía que su hija era menor y les pregunté por qué, si lo era, le dejaban abrir la puerta para que entrara cualquier persona. Me dijo que era capaz de hacer cualquier cosa por defender a su hija y que yo había hecho muy mal en dirigirme a ella”, concluyó la mujer.

Está pasando