Lunes, 15 de Julio de 2024 Cielo claro 6.8 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 6.8 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $960
Dólar Blue: $1500
Política

Habló la mujer que había denunciado a los Sena por trata de personas: "Emerenciano es el niño mimado de este gobierno"

Capitanich con Emerenciano Sena

Marcela Leiva denunció a los Sena hace 12 años, después de trabajar para su movimiento y padecer en primera persona situaciones de reducción a la servidumbre, violencia verbal y física y amenazas. Esta mañana, la mujer dio detalles de sus vivencias en diálogo con ¿Y ahora quién podrá ayudarnos?.

“Yo lo conozco a Emerenciano (Sena) en el año 2009, en el 2010 comencé a formar parte de su organización que por ese entonces se llamaba Movimiento 17 de julio. Comencé a trabajar con él y con la fundación Madres de Plaza de Mayo en el programa Sueños Compartidos”, comenzó relatando Marcela Leiva por Radio Con Vos.

En referencia a las situaciones de violencia que sufrieron ella y quienes trabajaban en la construcción de viviendas del programa, Leiva precisó que una vez un compañero suyo se descompuso en plena obra, “a lo cual Emerenciano da la orden que se lo saque fuera, que si se tiene que morir se muera fuera. Cero asistencia”. Asimismo, señaló que su denuncia también apunta al delito de reducción a la servidumbre y a la trata de personas.

Hace 12 años ya le dijimos al gobierno de Coqui y al gobierno de Cristina quién era Emerenciano Sena y las cosas que hacía.

“Reducción a la servidumbre: nosotros entrábamos a las cinco de la mañana, se le ponía una cadena con candado al portón y no teníamos horario de salida, tal vez eran las dos, las tres de la mañana y continuábamos trabajando porque la premisa era que nosotros estábamos construyendo nuestras propias casas, eran nuestros sueños”, recordó la trabajadora en alusión a una situación que también constituye un delito de “privación ilegítima de la libertad”.

En adelante, puntualizó que “la trata de personas es porque Emerenciano captaba personas del interior y las traía a trabajar, supuestamente con el cuento de la casa propia, y los tenía como a cerdos encerrados en el campo de tiro, así se conoce el lugar, y no nos permitía a los compañeros ni siquiera brindarles asistencia”.

El rol de Marcela Acuña, Quintín Gómez y Fabiana González

Recordando su experiencia, la mujer sostuvo que los Sena la trataban a ella y a sus compañeros “como animales” y señaló el estrecho vínculo entre el matrimonio imputado por el crimen de Cecilia Strzyzowski y el recientemente acusado de violación Quintín Gómez. Este último “era socio de Emerenciano y al cual le bajaban los fondos para su fundación: los fondos de Sueños Compartidos bajaban a la fundación de Quintín Gómez, él era el encargado de comprarnos la comida, de que estuviéramos bien dentro del obrador”.

Sin embargo, la comida que Gómez les llevaba a los obreros consistía en “fideos con gorgojos” y “arroz con gusanos”, a lo cual no había alternativa “porque no teníamos la posibilidad de salir del obrador a comprar, en pleno calor no podíamos salir a buscar hielo porque el portón estaba con candado”. En este sentido, la denunciante resaltó también que debían comer en el piso.

De los recuerdos de Leiva tampoco escapa Marcela Acuña, a quien la obrera calificó como “la de las cachetadas” y rememoró: “Hubo casos de compañeras, por ejemplo, que por usar un pantalón ajustado fueran denigradas por Marcela, porque ella asumía que era una provocación hacia su marido".

Era vivir permanentemente con los nervios de punta porque todo les molestaba, no había un día que pudiéramos trabajar tranquilos y en paz porque eran continuas las puteadas.

El quiebre se produjo cuando Marcela Leiva se negó a hacer una falsa denuncia a pedido de Emerenciano Sena: “Me dice ‘tenés que ir a hacer una denuncia que se perdieron tantas cantidades de materiales, se perdieron ventiladores’, porque las casas de Sueños Compartidos en teoría se tenían que haber entregado amobladas. Entonces le digo ‘yo no puedo ir a denunciar eso porque los ventiladores están intactos', a lo cual me pega un grito y me dice’ vos tenés que hacer lo que yo te digo’”.

Quien sí acató la orden fue Fabiana González, hoy detenida por encubrir el crimen de Cecilia. “Fabiana, si bien todos la indican como la mano derecha, en realidad le tiene miedo, yo creo que siempre fue el terror que la paralizó y terminó haciendo lo que ellos querían porque Marcela tiene una gran capacidad de manipulación”, sostuvo Leiva.

Hay compañeras que pertenecían a la agrupación de Quintín de Zona Norte, donde hablaban del acoso. Quintín acosaba de una forma sexual y la esposa de Quintín las acosaba para que no dijeran nada.

Al final de los maltratos, tampoco se alcanzaba el sueño de la casa propia. “Pensábamos que una de esas casas que estábamos haciendo eran para nosotros y las primeras casas eran las que ellos les entregaron a las personas más fieles, que con ojos cerrados cumplían las órdenes. Más temprano o más tarde van a salir a la luz los nombres de estas personas. Hay demasiada gente afuera todavía haciendo lo que le ordena Marcela”, advirtió la mujer.

Consultada sobre las desapariciones a las que apuntó la madre de Cecilia Strzyzowski, la obrera denunciante de los Sena respondió: “Siempre se dijo. No hablo de lo que no tengo certezas, pero yo quiero saber dónde están algunos de mis ex compañeros que desaparecieron de la faz de la tierra”. En este sentido, la mujer indicó que sobre los manejos de la familia “no podés hablar” porque “Emerenciano es el niño mimado de este gobierno”.

El vínculo entre Capitanich y los Sena: "Coqui siempre supo"

Finalmente, Leiva apuntó a la complicidad de Jorge Capitanich con el clan Sena. “Coqui siempre supo, inclusive nosotros tomamos casa de gobierno para que nos escuchara, le hacíamos cartas, pedíamos audiencias. En respuesta a todo eso él se sacaba fotos con Emerenciano”. Dicho esto, la entrevistada recordó una ocasión en la que discutió con el gobernador chaqueño por su falta de respuestas y él terminó tirándole una silla.

Hay muchos otros políticos que también están prendidos en esta rosca, hay intendentes del interior.

Mi opinión personal es que Coqui es parte, no sé qué negocios tendrán juntos pero no puede no saber lo que sabe toda una población, a Coqui no se le escapa nada”, sostuvo y reveló que fue amenazada en varias ocasiones por personas a las que después se encontró “en casa de Gobierno”.

Está pasando