Viernes, 19 de Abril de 2024 Cielo claro 17.5 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 17.5 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1025
Deportes

Un jugador de Sarmiento tuvo que salir por un anillo y provocó el segundo gol de Boca

Boca Sarmiento

Boca le ganó a Sarmiento por 2-0, en La Bombonera, en un encuentro en el que el equipo visitante estuvo muy ordenado durante el primer tiempo, pero no pudo mantener su buena performance en el complemento. Con este triunfo, el Xeneize suma 31 puntos y está a 2 de Godoy Cruz, el último elenco que hoy está clasificando a la Copa Sudamericana por la tabla anual.

Los goles del equipo de Jorge Almirón los convirtieron Miguel Merentiel, a los 71 minutos y Cristian Medina, a los 84. Este último tanto tuvo una curiosidad, ya que, lo provocó un futbolista del Verde, al no sacarse su anillo para ingresar al campo de juego.

Se trata de Guido Mainero, quien entró por Franco Sbuttoni, faltando quince minutos para el final del encuentro, y lo hizo con un anillo puesto. De esta manera, poco tiempo después el árbitro Silvio Trucco lo notó y le pidió que se lo sacara.

En ese entonces, Sarmiento tenía que patear un tiro libre a favor y Mainero no podía sacarse el anillo, debido a que lo tenía trabado en el dedo, por lo que no lo dejaban entrar a la cancha.

El tiro libre fue ejecutado de mala manera antes de que el mediocampista pueda reincoporarse, lo que produjo un contraataque de Boca que aprovecharon, con muchísimos espacios, Luis Vázquez y Cristian Medina. Es que el delantero corrió por la banda -en la que tenía que estar Mainero- y habilitó con el arco vacío al volante, que le dio un pase a la red para sellar el resultado final.

“Era un partido controlado hasta que nos aburrimos de hacer las cosas bien”, subrayó Israel Damonte, DT del equipo de Junín, en conferencia de prensa. Y, en cuanto al segundo gol del Xeneize dijo lo siguiente. “Lo vieron. Nada. No podés jugar si tenés un anillo. Nos hicieron un gol porque quedamos mal parados por eso”, concluyó.

Está pasando