Lunes, 26 de Febrero de 2024 Nubes 22.2 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 22.2 °C nubes
 
Dólar BNA: $885
Dólar Blue: $1080
Sociedad

La querella pidió perpetua para los tres policías acusados del homicidio de Lucas González

lucas gonzalez

El abogado de la familia de Lucas González pidió la pena máxima para los policías implicados. El jugador de inferiores de Barracas Central fue asesinado a balazos en noviembre de 2021 y por el crimen hay varios efectivos acusados.

Gregorio Dalbon, abogado querellante, solicitó la máxima pena para los policías Gabriel Alejandro Issasi, Fabián Andrés López y Juan José Nieva. Los tres están acusados de matar a Lucas y enfrentan los cargos de "homicidio cuádruplemente agravado por haberse cometido con alevosía, placer y odio racial con el concurso premeditado de dos o más personas, abusando de su función o cargo por ser miembro de una fuerza policial" y de tentativa de homicidio agravado de los tres chicos que lo acompañaban: Julián Salas, Joaquín Zuñiga y Niven Huanca.

Previo a iniciar una nueva jornada del juicio en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N°25, el abogado de la familia ya había adelantado que se iba a tener en cuenta la confesión del policía arrepentido que reveló cómo se plantó el arma en el auto de las víctimas. "¿Por qué es un juicio contra las mafias? Porque qué pueden hacerte peor que matarte a un hijo y después, encima, hacerlo quedar como un delincuente. Son una mafia", dijo antes de entrar en los tribunales.

El juicio comenzó en marzo con 14 policías sentados en el banquillo de los acusados, de los cuales tres llegaron imputados por homicidio y los demás por intentar encubrir el hecho y cometer torturas contra los chicos que sobrevivieron.

El homicidio de Lucas González

La mañana del 17 de noviembre de 2021, Lucas y tres amigos salían de entrenar del club Barracas Central en el auto del padre de uno de ellos para emprender la vuelta a Florencio Varela. En el camino, pararon en un kiosco, donde comenzaron a ser perseguidos por un Nissan Tiida en el que circulaban tres policías de la Brigada 6 de la Comisaría Vecinal 4D. Los efectivos estaban realizando tareas de campo en la zona y estaban de civil y sin balizas en el auto.

Los chicos pensaron que se trataba de ladrones, por lo que trataron de escapar. En ese momento, los policías empezaron a dispararles y una de las balas impactó en la cabeza de Lucas, que falleció al día siguiente en el Hospital El Cruce de Florencio Varela.

Según la investigación, luego de disparar, los policías informaron la persecusión de un automóvil con "cuatro masculinos con apariencia de menores, jóvenes", que "estaban armados".