Domingo, 21 de Abril de 2024 Lluvia moderada 18.4 °C lluvia moderada
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Lluvia moderada 18.4 °C lluvia moderada
 
Dólar BNA: $914
Dólar Blue: $1015
Deportes

Rafael Di Zeo y la turbulenta historia de cómo recuperó el liderazgo de La 12

El domingo pasado, en lo que fue una nueva derrota de Boca como local en la previa de la llegada de Jorge Almirón como DT, La Bombonera fue escenario de otro evento: Rafael Di Zeo y Mauro Martín volvieron a ingresar al estadio para liderar a La 12, después de seis años de prohibición. ¿Cómo se gestó este regreso?

Para entender esto es necesario ir un poco más atrás y conocer la historia reciente de la barra brava de Boca y sus vínculos con el poder. Desde fines de los 90 el capo es Di Zeo, pero las causas judiciales hicieron aparecer a otros personajes. Tal es el caso de Martín, quien ocupó su lugar cuando fue preso en 2007 por una causa que era de 1999.

Esa causa, que estaba archivada, tomó relevancia cuando Di Zeo se alineó con Mauricio Macri, quien aspiraba a ser el jefe de gobierno de la Ciudad, que en ese momento estaba en manos de Jorge Telerman. Al recuperar su libertad, y luego de haber pasado por un momento de muchos enfrentamientos con Martín por ese liderazgo, se terminaron uniendo.

Es que Martín también fue preso, entonces todo había quedado en manos de Christian "Fido" De Vaux. Por eso, a fines de 2014 ambos decidieron arreglar para recuperar el liderazgo de La 12 juntos. "Durante un mes le hacen guerra de guerrillas: le queman la carpintería, amenazan a la familia, le pegan un tiro al cuñado, atacan a los otros grupos; pero Fido estaba muy fuerte y no había manera de voltearlo", contó Gustavo Grabia en ¿Y ahora quién podrá ayudarnos?, por Radio Con Vos.

Grabia contó la historia reciente de la disputa por el liderazgo de La 12, y cómo Di Zeo siempre se sale con la suya gracias a sus vínculos con los más altos poderes políticos y económicos.

El periodista especializado en barras bravas explicó que frente a este escenario, los barras decidieron utilizar los contactos "al más alto nivel: con la dirigencia deportiva, la política y la policía". En este sentido, afirmó que hay escuchas que involucran, entre otros, al fiscal Carlos Stornelli, quien mantenía un vínculo muy cercano con Di Zeo, pero "estaba jugando con otro barra de Boca, Adrián Silva".

En resumidas cuentas, el capo de la barra empezó a moverse con gente que lo podía ayudar: el jefe de seguridad de Daniel Angelici, el ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires de ese momento, Alejandro Granados, el legislador porteño Jorge Mercado, y algunos empresarios poderosos.

Finalmente, Angelici -quien no figura de manera explícita, pero es un secreto a voces- habría tomado la decisión de indicarle a De Vaux que tenía que alinearse detrás de Di Zeo y Martín. Esto fue, entre otras cosas, porque desde Seguridad querían evitar que siguieran los enfrentamientos entre las facciones, seguramente porque se trataba del inicio de un año electoral.

"Por él (Granados) que se pudra todo en Capital, pero en Provincia no puede pasar nada. Por eso se arregló todo en esta reunión", leyó Grabia de una conversación a la que accedió entre Di Zeo y un tal Walter, presumiblemente un empresario que participó de ese encuentro, que sucedió el 12 de enero de 2015. "Cinco días después, el 17 de enero, Boca jugaba con Racing y Di Zeo y Mauro Martín eran los nuevos jefes de la barra", cerró.

Ahora, volviendo al presente, y entendidos los vínculos con poderosos y la corrupción que existe alrededor de estos personajes, Di Zeo fue absuelto en el marco del juicio por el homicidio de dos barras que ocurrió en 2013. El fundamento para no condenar al evidente líder de la barra, según comentó el periodista que argumentaron desde el tribunal, es que "esos grupos vienen formados desde los 70 ¿Cómo puede alguien formar un grupo que viene desde los 70?".