Domingo, 16 de Junio de 2024 Cielo claro 13.7 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 13.7 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $943
Dólar Blue: $1280
Política

La increíble actualidad de Posadas, el trosko que creía que los aliens iban a hacer la revolución

"Los habitantes de otros planetas que vienen aquí deben considerar que los habitantes de la Tierra están locos, siempre peleando unos con otros. La idea de la lucha, de la confrontación, ciertamente no existe de donde vienen. ¿Por qué pelear? La base histórica del desinterés de los capitalistas y las burocracias de los estados obreros por estudiar los OVNIs y los seres vivos de otros planetas es que ven en ellos la amenaza de su propia eliminación".

J. Posadas

Durante los últimos días se volvieron noticia, a nivel internacional, la aparición de una serie de OVNIs por los cielos de varias naciones. La cuestión de los objetos flotantes, que arrancó con un globo chino en Estados Unidos y pasó a avistajes de extrañas cosas en el cielo hasta en Argentina, se extendió como reguero de pólvora por medios internacionales y redes sociales.

La cuestión de la vida en otros planetas, y de la posibilidad de que los alienígenas vengan a visitar, en algún momento, el nuestro, fue una obsesión importante durante el siglo 20, que involucró a personas de la estatura de Carl Sagan, quien intentó enviar mensajes a los extraterrestres, o a comunicadores como Fabio Zerpa, quien extendió sus teorías por América Latina.

Otra de las figuras que, durante el siglo 20, tomó como propia el tema de los aliens y los ovnis fue J. Posadas, un importante dirigente trotskista argentino pero con proyección internacional. El dirigente y fundador del Partido Obrero Revolucionario entró al trotskismo siguiendo a Liborio Justo, uno de los primeros representantes de esa ideología en el país, familiar de Juan B. Justo e hijo de Agustín P. Justo. Con el tiempo, Posadas se constituyó como uno de los dirigentes trotskistas locales más importante, y formó parte de la dirección global de la 4ta Internacional durante años.

Su deriva ufológica no empezó precisamente por voluntad propia. Como explica Abel Gilbert en ElDiarioAr, la cuestión arrancó por el lado de Dante Minazzoli, un obrero de La Pampa y militante del partido de Posadas. En un congreso del POR, el dirigente dio un discurso sobre la posibilidad de vida extraterrestre, que llevó que a Posadas a escribir y publicar "Los platillos voladores, el proceso de la materia y la energía, la ciencia, la lucha obrera y revolucionaria y el futuro socialista de la humanidad", un texto seminal del marxismo-leninismo alienígena.

En un congreso del POR, el dirigente dio un discurso sobre la posibilidad de vida extraterrestre, que llevó que a Posadas a escribir y publicar "Los platillos voladores, el proceso de la materia y la energía, la ciencia, la lucha obrera y revolucionaria y el futuro socialista de la humanidad", un texto seminal del marxismo-leninismo alienígena.

De acuerdo a Posadas, si hay seres vivos de otros mundos y estos nos visitan, necesariamente ellos posean "una organización social superior a la nuestra". Dijo el dirigente de izquierda: "Sus apariciones no son el resultado de sentimientos belicosos y agresivos. Esto significa que no necesitan la guerra, que no vienen a la tierra con el propósito de conquistar".

Aún así, la honestidad intelectual obliga a admitir que Posadas, incluso en ese texto, argumentaba que no hay que prestarle mucha atención al tema, sino centrarse en los problemas concretos que las personas enfrentaba. "Es muy importante -decía el escritor- pensar sobre estas cuestiones. Pero no tenemos tiempo".

La burguesía no tiene ningún interés o perspectiva de buscar desarrollar la sociedad. Solo se preocupa por los bienes materiales de los que puede sacar ganancia, y por lo tanto de la perpetuación y la extensión de la propiedad privada. Esto limita su comprensión y le impide pensar. Incluso si la información sobre los platos voladores es fantasiosa -como muchas veces sucede- su base histórica es correcta.

J. Posadas

Aún así, vale la pena recordar el ejercicio de ciencia ficción que encaró Posadas para ilustrar su visión del mundo: "Estos seres de otros planetas que vienen a la tierra a observar la vida aquí abajo se ríen de los humanos, que se pelean por ver quién tiene más cañones, más autos y más riqueza. La posesión de riqueza es una distorsión del sentimiento humano por parte de la organización social: en cambio, el sentir humano es fraternal y colectivo. Poseer riqueza es una degeneración de esos sentimientos. ¿Para qué quiere la burguesía veinte autos, cien fábricas, el rango de General, para qué? ¿Qué les da? ¿Poder sobre otros? ¿Y entonces qué? No le da la posibilidad de desarrollar su inteligencia, al contrario, la limita. La burguesía no tiene ningún interés o perspectiva de buscar desarrollar la sociedad. Solo se preocupa por los bienes materiales de los que puede sacar ganancia, y por lo tanto de la perpetuación y la extensión de la propiedad privada. Esto limita su comprensión y le impide pensar. Incluso si la información sobre los platos voladores es fantasiosa -como muchas veces sucede- su base histórica es correcta".