Lunes, 22 de Abril de 2024 Nubes 17.1 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 17.1 °C nubes
 
Dólar BNA: $914
Dólar Blue: $1015
Sociedad

Condenaron a ocho años de cárcel al "Madoff" argentino


Enrique Blaksley, conocido como el “Madoff argentino”, fue condenado a la pena de ocho años de cárcel al encontrarlo culpable de los delitos de asociación ilícita y lavado de activos. Estaba acusado de estafar a más de 300 ahorristas por unos 185 millones de pesos desde la firma Hope Funds. Además, en el fallo, se ordenó el decomiso de 13 millones de dólares.

Así lo resolvió el Tribunal Oral Federal (TOF) N°4 en una sentencia por mayoría que dieron a conocer hace pocos minutos. El veredicto fue leído por el juez Néstor Costabel. Los fundamentos de la sentencia se darán a conocer el 9 de mayo próximo.

“Estamos conformes por los delitos por lo que Blaksley fue condenado porque fue la acusación por la que solicitamos que fuera a juicio. También estamos conforme por la cantidad de condenados [diez], quizá hubiésemos esperado unas penas más altas”, sostuvo a La Nación el abogado Hernán Vega, quien junto con su colega Víctor Varone, representa a más de 100 damnificados.

Vega adelantó que, como el tribunal ordenó el decomiso de más de 13 millones de dólares, solicitarán que el dinero sea para las víctimas de la megaestafa.

“Desde lo jurídico estoy muy conforme porque logramos una condena para diez acusados. A Blaksley lo condenaron por 311 estafas y lo condenaron como jefe de la asociación ilícita. Hubo un muy buen trabajo del Ministerio Público Fiscal y de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). Se pudo demostrar que hubo una megaestafa. Es un paso más, no se termina acá. La idea es que los damnificados pueden recuperar parte de su dinero”, afirmó Varone.

El juicio

Blaksley y el resto de los acusados fueron enviados a juicio en julio del 2020 por decisión de la jueza federal María Servini, quien hizo lugar a la requisitoria de la fiscal federal 12, María Alejandra Mangano; y la fiscal María Laura Roteta, de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac).

El empresario está acusado de haber cometido 318 estafas, tras haber captado ahorros del público sin estar autorizado para hacerlo.

También se lo acusa por lavado de activos de origen y dos hechos de insolvencia fraudulenta, es decir hacer desaparecer bienes de su patrimonio o disminuir su valor para evitar el cumplimiento de obligaciones.

Entre los acusados están también el cuñado de Blaksley y gerente administrativo de Hope Funds, Federico Dolinkué; el encargado de formar las sociedades en el exterior, Alejandro Miguel Carozzino; y la gerente comercial, su cuñada Verónica Vega, los hermanos del empresario Francisco, María Rita y Juan Pablo Blaksley.

Según la investigación, Blaksley, con la colaboración de Carozzino, Dolinkue y Vega, habría montado una estructura empresarial compleja que se destinó tanto a la defraudación de privados, como del fisco nacional, según se indicó en la acusación cuando la causa llegó a juicio.

De acuerdo con la pesquisa, la asociación ilícita, que operó entre 2007 y 2016 y contó con miembros que, desde sus roles respectivos, aportaron para que se produzca el desfalco, y también por alrededor de 60 sociedades comerciales, muchas de ellas constituidas en Estados Unidos y Panamá.