Jueves, 02 de Febrero de 2023 Lluvia moderada 23.6 °C lluvia moderada
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Lluvia moderada 23.6 °C lluvia moderada
 
Dólar BNA: $195
Dólar Blue: $377
Policiales

Máximo Thomsen ya fue asistido por una psicóloga y dicen que la charla fue "buena"

Máximo Thomsen, el rugbier más complicado de los ocho acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa,, pidió mantener una entrevista con una psicóloga, por lo que fue asistido en el penal de Dolores, a dos días del inicio de los alegatos del juicio.

Para los acusadores, Thomsen es uno de los principales responsables del crimen y solicitó una entrevista con un profesional psicólogo de la Unidad Penal 6 de Dolores del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), donde se encuentra alojado junto al resto de los otros imputados en el juicio que lleva adelante el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de ese distrito.

Según indicaron las fuentes, Thomsen, quien está alojado en la celda 8 del Pabellón 1, recibió esta mañana la visita de una psicóloga del penal. La charla entre el paciente y la profesional fue “buena”, según confiaron allegados al interno.

máximo thomsen

Voceros del SPB señalaron que la unidad carcelaria cuenta con profesionales a disposición permanente para cuando lo requieran los internos, a quienes les efectúan un seguimiento médico y psicológico.

Ya lo habían asistido

Thomsen también fue asistido periódicamente por un profesional en la Unidad Penal de Melchor Romero, donde estuvo alojado con prisión preventiva hasta el pasado 1° de enero, cuando fue trasladado con el resto de los acusados a Dolores para asistir a las audiencias del debate.

El pedido de contención psicológica de Thomsen se realizó en la misma semana del inicio de los alegatos por parte de los fiscales de juicio y los abogados del particular damnificado, y de la defensa de los ocho acusados.

Fuentes judiciales confirmaron a Télam que el próximo miércoles, a partir de las 9, en la sede del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Dolores comenzarán los alegatos con la exposición de los fiscales de juicio, Juan Manuel Dávila y Gustavo García.

Está pasando