Lunes, 15 de Julio de 2024 Cielo claro 6.8 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 6.8 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $960
Dólar Blue: $1500
Política

Una por una, cuáles fueron las pruebas que presentó el fiscal Luciani para pedir la condena de Cristina

Luciani

El fiscal Diego Luciani pidió que la vicepresidenta Cristina Kirchner sea condenada a 12 años de prisión. También solicitó que no pueda ejercer más cargos públicos en toda su vida.

Ayer fue la novena y última audiencia en la que el fiscal Luciani expuso sus pruebas contra la vicepresidenta y el resto de los acusados en el marco de la Causa Vialidad. Luciani aseguró que Cristina era la jefa de una asociación ilícita por la obra pública en Santa Cruz.

El fiscal señaló que ocho días antes de que Néstor Kirchner asumiera la presidencia en 2003, el empresario Lázaro Báez fundó Austral Construcciones. Según cuenta el fiscal, el empresario pasó de ser monotributista y empleado bancario a ser dueño de una empresa constructora. También compró otras compañias como Kank y Costilla y Gotti.

Luego, Luciani remarcó que entre el 2003 y el 2015, Lázaro Báez recibió 51 obras públicas para Santa Cruz. Se trata del 78% de obras que se asignaron a esa provincia en ese período. Según comentó el fiscal, solo 27 de las 51 fueron culminadas, de las cuales 24 tuvieron demoras severas con retrasos injustificados. "Lo peor, inexplicable, 24 obras adjudicadas al grupo Báez fueron abandonadas, quedaron inconclusas. Esto deja al descubierto la falta de capacidad técnica de las compañías", agregó.

"No hay obra que finalice en termino por la falta de capacidad de la empresa. Todas las licitaciones fueron una farsa. Hubo una cartelización organizada por el Estado Nacional”, señaló el fiscal. Además dijo que en las licitaciones competían las empresas de Báez y otras de "cortesía", que se presentaban y siempre perdían, entre ellas, la de "Petersen".

Acto seguido, el fiscal advirtió que el responsable de elaborar los presupuestos nacionales, que contienen las obras, es el Poder Ejecutivo. "Durante las presidencias de Néstor y Cristina Kirchner se remitieron proyectos al Poder Legislativo de presupuestos subestimados, con información insuficiente, con incongruencias de las obras plurianuales para las empresas de Báez. El Poder Ejecutivo habilitó por medio de decretos de necesidad y urgencia, de decisiones administrativas, de permanente modificaciones, de ampliaciones o compensaciones de partidas cuantiosos fondos a las empresas de Báez. El control interno se caracterizó por la absoluta ineficiencia”, indicó.

A modo de ejemplo, el fiscal trajo un hecho sucedido en 2020 en el Senado. Luciani dijo que la Cámara Alta devolvió el presupuesto para ese año porque las planillas de las obras públicas no contenía el monto total y porque no estaban incluidas todas las obras. “Esta rigurosidad que tuvo Cristina Kirchner en el Senado nos muestra el conocimiento real que tenia de esas planillas; lo que no hizo cuando era Presidenta con las obras que ganó Báez”, sostuvo.

Lázaro Báez era Néstor kirchner, era Cristina Kirchner.

Fiscal Diego Luciani

Por su parte, Luciani remarcó que los funcionarios a cargo de la Obra Pública eran personas de máxima confianza de Cristina Kirchner y de Néstor en su momento. Tal es así, agregó el fiscal, que fueron funcionarios muy cercanos al expresidente cuando estuvo al frente de la gobernación de Santa Cruz. El fiscal, que juega al fútbol en la quinta de Macri, señaló a Julio De Vido, como titular del Ministerio de Planificación Federal, José López, en la secretaria de Obras Públicas, Nelson Periotti, al frente de la Dirección Nacional de Vialidad; y los titulares de la Administración General De Vialidad Provincial de Santa Cruz.

La fiscalía también mostró mensajes del celular de José López a modo a de prueba. “Esos mensajes permiten dilucidar cómo fueron los últimos días del gobierno de Cristina Fernández; y cómo desde la residencia de Olivos y la provincia de Santa Cruz coordinaron los últimos pagos de certificados que se le debían a Lázaro Báez y los despidos de los empleados de Lázaro Báez", estableció.

Y agregó: "Lázaro Báez era Néstor kirchner, era Cristina Kirchner. Nos sorprendió que esta nunca hubiera salido a la luz. Analizamos 26 mil mensajes. El estudio de las comunicaciones confirma que la paralización y el abandono de las obras fue una idea gestada, decidida y avalada por la propia Cristina Fernández".

Está pasando