Viernes, 30 de Septiembre de 2022 Nubes dispersas 16.3 °C nubes dispersas
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes dispersas 16.3 °C nubes dispersas
 
Dólar BNA: $154
Dólar Blue: $288
Policiales

El juez le sacó el celular a Pachelo porque lo utilizó para convertirse en "youtuber e influencer"

Tras un pedido de los fiscales, el juez le sacó el celular a Nicolás Pachelo, el acusado del crimen de María Marta García Belsunce. Manejaba sus redes sociales desde la cárcel.

Patricio Ferrari, uno de los tres fiscales que acusan a Pachelo de ser responsable del asesinato de García Belsunce, presentó una queja al comienzo de la audiencia de ayer en el marco del juicio que busca esclarecer el caso. De acuerdo con el fiscal Ferrari, Pachelo se convirtió en "youtuber e influencer" luego de crear cuentas oficiales en Instagram, YouTube y Twitter para contar su versión del crimen.

Desde febrero de este año, el principal acusado se encuentra en la cárcel de La Plata mientras espera la sentencia del juicio que se está llevando a cabo. Fue ahí que Pachelo decidió abrir cuentas en las principales redes sociales para contar "la otra versión que nadie escuchó hasta ahora". En la primera publicación se ve una "selfie" del acusado junto con la frase: "SOY INOCENTE". El siguiente posteo es un video de 9:27 minutos de duración, que tiene el título de "Mi cronología de los hechos" y en el que Pachelo da a conocer su opinión sobre la primera investigación del crimen de María Marta.

La queja de Ferrari también es compartida por los otros dos fiscales, Andrés Quintana y Federico González. "Vemos con preocupación el manejo y desmanejo de Pachelo, que no es otra cosa que la necesidad de control, dominio y triunfo, como lo manifestó la doctorado (María Elena) Chicatto, de un psicópata", señaló el fiscal que presentó la queja.

“La sorpresa fue que se convirtió en youtuber, influencer...Empezó a brindar versiones sobre los hechos. Desde la presidencia del tribunal se le advirtió que lo que tenga que decir lo diga acá”, apuntó Ferrari al acusado.

Frente a esto, Pachelo intentó justificarse y dijo que no abrió sus cuentas en la cárcel. "No se formó desde la cárcel. No lo formé yo, lo hizo mi familia, que tiene mi permiso. No se creó desde la cárcel porque sé que está prohibido", advirtió. Además, el acusado remarcó: “No se hizo con el fin de amedrentar testigos, sino para contar que soy inocente, por consejo de mi abogada... No hablé sobre el juicio, como lo hice en la conferencia de prensa cuando me preguntaron cosas que no se han tratado”. 

Finalmente, hacia el final de la audiencia, el juez Federico Ecke decidió incautarle el teléfono a Pachelo. "Este tribunal, por mayoría, resolvió incautar el celular del imputado. Y vamos a encomendar al Servicio Penitenciario Bonaerense que retire el celular y proceda a controlar las normas vigentes”. El magistrado también agregó que: “La única manera que tiene Pachelo de hablar es a través de una declaración, en los términos que impone el tribunal, sentado ahí”.