Jueves, 06 de Octubre de 2022 Cielo claro 21.5 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 21.5 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $156
Dólar Blue: $277
Deportes

Zambrano salió al segundo tiempo con la cara golpeada: ¿se peleó con Benedetto?

zambrano

Boca y Racing empataban 0 a 0 al terminar el primer tiempo y el trámite del partido era casi un monopolio de los de Avellaneda. El defensor del club de La Ribera, Carlos Zambrano se fue al vestuario sin inconvenientes, pero cuando salió al segundo tiempo, tenía un golpe en su cara y comenzaron los rumores.

Previo al ingreso de los túneles, se lo vio al polémico delantero de Boca Darío Benedetto visualmente molesto con algunos de sus compañeros por cómo estaban jugando. El 9 comenzó a dar indicaciones y reproches cuando todavía estaban en el campo de juego.

Según trascendió, en el vestuario Benedetto y Zambrano discutieron y, por lo que todo el mundo pudo ver después, el defensor sufrió al menos un fuerte golpe en su rostro, que hizo que jugara el segundo tiempo con el pómulo izquierdo muy hinchado.

Carlos Zambrano se fue al vestuario sin inconvenientes, pero cuando salió al segundo tiempo, tenía un golpe en su cara.

Todo habría comenzado cuando, a los 38 minutos del primer tiempo, un error de cálculo de Zambrano hizo que el delantero de Racing Gabriel Hauche quedara solo contra el arquero e intentara colocarle la pelota de emboquillada con un cabezazo, que se fue, para suerte de Boca, se fue por centímetros.

Ante esta situación, Benedetto se acercó al área y comenzó a hacer ademanes, reprochándole al arquero Rossi que se la juegue y que no confíe en Zambrano. “Hubo piñas en el vestuario”, aseguró el Turco Alaluf, periodista a cargo del elenco xeneize.

Al terminar el encuentro, el técnico Hugo Ibarra reconoció que hubo una discusión entre los jugadores antes de iniciar la parte complementaria, pero no admitió que se hayan pegado. Lo cierto es que el defensor salió a la cancha con la cara marcada y, con el correr de los minutos, se fue hinchando más y más.

El partido terminó en empate sin goles, con una polémica por una clara mano de un jugador de Racing en su propia área que, pese a que el árbitro Fernando Rapallini la revisó en el VAR, decidió no cobrarla y finalizar el encuentro.