Miércoles, 19 de Junio de 2024 Nubes 13.6 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 13.6 °C nubes
 
Dólar BNA: $944
Dólar Blue: $1305
Cultura & Espectáculos

Netflix animó a sus empleados a renunciar si les incomoda el nuevo stand up de Ricky Gervais

gervais

El nuevo stand up de Ricky Gervais Supernature cosechó repudios desde varios sectores por sus polémicos chistes sobre la comunidad trans. Netflix -con quien el humorista tiene un contrato millonario de larga duración - reivindicó la libertad de expresión y recomendó a sus empleados que, en caso de sentirse incómodos, presenten su renuncia.

De la misma manera que Closer de Dave Chapelle, el nuevo programa de Gervais bordea los límites del humor pero consigue ser uno de los contenidos más visto en la plataforma de streaming. Sin embargo, desde su estreno, las críticas fueron aumentando.

Si encuentras dificultades para apoyar la amplitud de nuestro catálogo, Netflix puede no ser el mejor lugar para ti.

En este contexto, y aprovechando la reciente actualización del memorando de cultura empresarial, Netflix le dijo a sus empleados: "Dependiendo del rol que tengas, tal vez tengas que trabajar en productos que percibas como dañinos. Si encuentras dificultades para apoyar la amplitud de nuestro catálogo, Netflix puede no ser el mejor lugar para ti”.

En SuperNature, Gervais les dice “anticuadas” a las mujeres con útero e ironiza asegurando que “son mucho mejores las nuevas mujeres, que tienen barba y pene”. Aunque el humorista tuvo que explicar que en la vida real, "por supuesto", apoya los derechos de los trans, activistas por los derechos de la comunidad LGBTQ repudiaron sus chistes.

En su momento, el co-CEO de Netflix, Ted Sarandos, defendió el material de Chapelle en una entrevista con el New York Times. "Creo que es importante para la cultura americana que tengamos libertad de expresión. Hacemos una programación pensada para personas muy diversas que tienen opiniones y gustos diferentes, y a la vez no hacemos nada que sea para todo el mundo”. explicó.

"Siempre digo que si censuramos algo en Estados Unidos, ¿cómo vamos a defender nuestros contenidos en Oriente Medio?”, se preguntó mientras analizó "los tiempos interesantes" que se están viviendo donde la libertad de expresión es "una cuestión de los liberales”.

Está pasando