Domingo, 14 de Abril de 2024 Nubes 18.5 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 18.5 °C nubes
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1005
Mundo

Al grito de "traidores" diputados se agarraron a piñas en el Congreso de Honduras

La apertura de la sesión legislativa en el Parlamento hondureño se vio convulsionada por fuertes enfrentamientos que terminaron en golpes e insultos. Un grupo de diputados traicionó a la presidenta electa Xiomara Castro, que asume este martes. Con esos votos, nombraron a un opositor para ocupar la titularidad del cuerpo.

Ayer el Congreso de Honduras se convirtió en una batalla campal luego de que el ministro de Gobernación, Leonel Ayala, abriera la sesión y 20 diputados del partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda) propusieran como presidente provisional a Jorge Cálix, un claro opositor a la flamante presidenta electa Xiomara Castro.

Así Ayala le tomó juramento a Cálix y escaló el conflicto: primero fueron gritos y después se pasó directamente a los golpes y patadas, incluso sobre el mismo estrado de la presidencia del cuerpo. El diputado de Libre, Rasel Tomé, sostuvo que Ayala, perteneciente al oficialista Partido Nacional (PN, derecha), "ilegalmente le cedió la palabra" a los diputados que "traicionaron el mandato que el pueblo dio a Xiomara Castro" en las recientes elecciones.

20 diputados del partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda) propusieron como presidente provisional a Jorge Cálix, un claro opositor de Xiomara Castro.

Por su parte, la presidente Xiomara Castro resolvió expulsar de Libre a los “20 diputados rebeldes” a quien calificó de "traidores y corruptos".

La previa

El jueves a la noche, la presidenta electa  - que le ganó en las elecciones del 28 de noviembre al candidato del PN, Nasry Asfura- convocó a los 50 diputados de su partido para pedirles que apoyaran al legislador Luis Redondo como presidente del Legislativo, pero 20 de ellos no asistieron al encuentro.

"La ausencia de los 20 diputados ya era el augurio de una traición contrarrevolucionaria al partido y al pueblo hondureño que derrocó la narcodictadura (...) al imponer un plan de la élite corrupta que dirige (el actual presidente) Juan Orlando Hernández", había declarado Castro.

Está pasando