Jueves, 18 de Julio de 2024 Algo de nubes 18.0 °C algo de nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Algo de nubes 18.0 °C algo de nubes
 
Dólar BNA: $963
Dólar Blue: $1455
Economía

Vitalik Buterin, un multimillonario en ojotas

Por Mauro Camaño

El día de ayer marcó un hito para la historia de la comunidad cripto en la Argentina. Vitalik Buterin visitó el país para vivir de cerca la inflación.

Si algo hacemos bien los argentinos es presumir nuestros logros. Convengamos que sostener la inflación por 80 años no es una tarea sencilla, hacemos nuestro mejor esfuerzo para lograrlo y si el Rolling Stone del ecosistema cripto quiere que el expliquemos las consecuencias que tiene la depreciación monetaria, lo hacemos con gusto.

Vitalik dio ayer una conferencia en la Usina del Arte, en el marco de su “Argentina inflation tour”, como lo llamó @santisiri al presentar a la estrella del ecosistema cripto. El creador de Ethereum habló sobre el estado actual de la blockchain, dio su visión del futuro de los NFT y los nuevos sistemas de democratización que se pueden basar en la famosa red, llamados DAO.

Vitalik es una persona completamente fuera de serie. Fiel a su estilo despojado, se presentó a la gala en ojotas y medias: una combinación que a cualquiera de nosotros le hubiera propiciado risas, a él le propició aplausos de pie. Sabemos que goza de una enorme fortuna debido a que posee o “holdea”, como se dice en el ambiente cripto, una gran cantidad de Ethereum, que al momento en que se escribe esta nota tiene un valor de $4.000 dólares cada uno.

Él no ostenta su riqueza ni vende un “Crypto lifestyle” porque está demasiado concentrado en hacer crecer el ecosistema y la red. Conoce perfectamente el poder que tienen las criptomonedas de cambiar toda nuestra realidad y claramente entiende que el dinero de papel es una consecuencia de todo su hacer, pero no está persiguiendo eso.

Seguramente, el hito de su visita a nuestro país se va a ver dentro de un tiempo, cuando muchos de los presentes, inspirados por sus palabras, comiencen a crear proyectos sobre la red de Ethereum que van a cambiar el mundo. Él le dijo a todos los presentes: “Si ustedes crean un “monkey coin” (en otras palabras, una criptomoneda sin un respaldo clásico como oro u otras monedas Fiat) con fines de impacto social, yo los voy a apoyar”, y no tengo dudas de que lo hará.

Buterin no ostenta su riqueza ni vende un “Crypto lifestyle” porque está demasiado concentrado en hacer crecer el ecosistema y la red.

Utilizando la tecnología blockchain, los proyectos de impacto social ya no se financian más con dinero impreso por un banco central, al cual se le pierde el rastro muy rápidamente y jamás sabemos si los billetes que donamos fueron adonde se suponía que tenían que ir.

En el siglo XXI los nuevos proyectos se crean en la casa de algún entusiasta del bitcoin que puede estar en el Chaco, como el famoso “Carpincho Coin” de @joynicokoloff que financia proyectos educativos en blockchain orientados a fomentar el estudio de las nuevas tecnologías para la comunidad del NEA argentino, o tantos otros proyectos con impacto económico y social, que pueden ser financiados desde cualquier parte del mundo aportando criptomonedas.

Aún no logramos captar en profundidad el valor y el poder que tiene esta tecnología, pero a medida que más personas entren a este mundo y participen de él, el avance va a ser tan exponencial que en el futuro ya no vamos a poder explicarles a nuestros nietos como hacíamos para vivir sin blockchain.

Es una tecnología que vino a revolucionarlo todo, es una nueva forma de crear, de mover las cosas, de cambiar mentes, de financiar proyectos, de ayudar a que comunidades enteras salgan de la pobreza.

Es básicamente una manera creativa y novedosa de hacer que las cosas sucedan. Usemos esta maravilla a nuestro favor.

Está pasando
Deportes
Sigue la polémica con Enzo Fernández y el vestuario del Chelsea está dividido: 10 de 25 compañeros lo dejaron de seguir en redes sociales.
Economía
El dólar blue cerró la jornada sin cambios y el riesgo país continúa cerca de los 1600 puntos. Por otro lado, El Banco Central vendió divisas para frenar la suba de los dólares financieros.