Lunes, 28 de Noviembre de 2022 Algo de nubes 29.4 °C algo de nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Algo de nubes 29.4 °C algo de nubes
 
Dólar BNA: $174
Dólar Blue: $318
Economía

Pandora Papers: Cómo escondieron sus fortunas en paraísos fiscales los exdueños de Garbarino

Los hermanos Daniel y Omar Garbarino, exdueños de la cadena de electrodomésticos, son investigados por presunto lavado de activos. Según se supo en los Pandora Papers , los empresarios recurrieron a un entramado de sociedades y fideicomisos en paraísos fiscales para resguardar millones de dólares.

En los documentos conocidos como Pandora Papers, figuran los seudónimos "Escorpio", "Airies" y "Fonfria" como los que se utilizaron para aludir a los hermanos Garbarino cuando su proveedor offshore solicitó que no los identificaran por sus verdaderos nombres en los correos electrónicos.

Los documentos exhiben que en 2014 Daniel y Omar Garbarino asumieron como beneficiarios y protectores de dos fideicomisos en Islas Vírgenes Británicas, 802153 Trust y 802154 Trust, que a su vez controlaron a otras dos sociedades, Seawater International Limited y Tokitada Worldwide Limited, respectivamente, para administrar su sucesión patrimonial.

"Escorpio", "Airies" y "Fonfria": los seudónimos que utilizaron los hermanos Garbarino para resguardar sus fortunas en paraísos fiscales.

Consultados por el equipo local del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación ( en inglés ICIJ),  los Garbarino indicaron a través de sus abogados que todo lo que hicieron “se ajusta a sus declaraciones a los organismos fiscales”, aunque se negaron a mostrar documentos que así lo acrediten. El exCEO, Carlos García, también defendió su proceder y afirmó que todo está en regla con la AFIP, tras regularizar su situación y blanquear sus activos en uno de los últimos procesos de exteriorización de bienes que se habilitó en la Argentina.

Las revelaciones de los Pandora Papers salen a la luz en momentos en que los Garbarino, sumidos en problemas económicos y judiciales, se desprendieron de la compañía que lleva su apellido vendiéndosela a Carlos Rosales quien todavía no pudo regularizar la situación con los empleados. 

Está pasando