Viernes, 21 de Junio de 2024 Muy nuboso 13.5 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 13.5 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1300
Economía

Según Alberto, el acuerdo con el FMI está "cerrado"

El Presidente Alberto Fernández aseguró que el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional "está cerrado". Sin embargo, para que sea definitivo, "falta que se oficialice la baja de tasa".

Así lo aclaró Fernández en un diálogo con Roberto Navarro, de El Destape, en el que detalló que conversó con la actual directora del FMI, Kristalina Georgieva. También desde el Gobierno afirman que el intercambio con el Fondo es constante y que hay algunos "detalles por trabajar", como los sobrecargos en las tasas para los acuerdos extraordinarios, la posibilidad de poder abrir el acuerdo a futuro y el acceso a mejor financiamiento de la mano del Fondo de Resiliencia.

Por otro lado, en sus informes el Fondo Monetario avala espacio para generar políticas expansivas pero reclama una salida gradual del cepo, un marco para promover inversiones, creación de empleo desde el sector privado y una baja gradual del déficit.

TE PUEDE INTERESAR: The Economist contra Kristalina Georgieva: ¿por qué quieren “voltear” a la titular del FMI?

"El acuerdo está cerrado, falta que se oficialice la baja de tasa. Pero si no sale pronto se puede manejar con una cláusula pari passu, como en el tema del plazo", remarcó Fernández. Este tipo de cláusula, que siginifica "en iguales condiciones", impediría que el prestatario ofrezca a terceros mejores condiciones que las aplicables al préstamo otorgado.

El acuerdo está cerrado, falta que se oficialice la baja de tasa", aseguró Alberto Fernández.

El ministro de Economía Martín Guzmán viene reclamando la baja de tasas desde las reuniones del G20 del año pasado. En la última conferencia de prensa del vocero del FMI, Gerry Rice, aseguró que la directora está avanzando con el proceso.

Semanas atrás Guzmán consideró que el FMI debía acelerar esta definición. Para la Argentina en un acuerdo especial como el de facilidades extendidas para refinanciar los u$s 44.500 millones del Stand-By, implica un sobrecosto de u$s 1.000 millones anuales que puede crecer.

Está pasando