Lunes, 15 de Abril de 2024 Muy nuboso 22.0 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 22.0 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1000
Mundo

Murió Bernie Madoff, el responsable de la estafa más grande de la historia

Bernie Madoff le ofrecía algo muy sencillo a sus clientes: vos me das cierta cantidad de guita, yo que sé invertir la invierto, y cuando esa inversión dé frutos te doy un porcentaje de ganancia. Y cumplía, todas las veces. Nunca faltaba a una cita, siempre cumplía con los porcentajes y generaba mucha confianza en sus inversores, que iban desde Medio Oriente hasta los Estados Unidos.

El negocio tenía una sola falla. Era, total y completamente, una mentira. Madoff no invertía un peso, sino que usaba el dinero de los nuevos inversores para pagarle a los viejos y, por supuesto, se quedaba con una parte. Para justificarlo frente al estado, anotaba inversiones en fechas previas a compañías cuyas acciones ya habían crecido. Inversiones que, por supuesto, nunca había realizado. Con este gigantesco cuento del tío, Madoff cometió un fraude de 64,8 miles de millones de dólares.

Este tipo de fraude se conoce como "Esquema Ponzi", en honor a otro gran estafador italoamericano llamado Carlo Ponzi.

La caída de Madoff

La primera vez que alguien denunció esta enorme mentira fue en 1999. Harry Markopolos, otro operador del mercado bursátil devenido detective de fraudes, dijo que le tomó "4 minutos darme cuenta que los números de Madoff no cerraban, y un minuto más sospechar el fraude". Si bien le llevó su denuncia a las autoridades estadounidenses, estas no le prestaron atención hasta el 2008, año en que comenzó el juicio a Madoff Esto resultó tan frustrante para Markopolos que terminó escribiendo un libro titulado "Nadie quería escucharnos: la historia de un verdadero thriller financiero".

Había defraudado a 4.800 clientes, y algunos de ellos perdieron cosas mucho más importantes que el dinero

Madoff terminó siendo condenado en el 2009 a 150 años en prisión, e iba a ser liberado el 31 de enero del 2137. Había defraudado a 4.800 clientes, y algunos de ellos perdieron cosas mucho más importantes que el dinero. Dos de sus victimas, al enterarse de la estafa, se suicidaron. Uno de sus inversores más importantes tuvo un infarto que lo mató meses después de enterarse de lo que había sucedido. Uno de los hijos de Madoff también se suicidó.

Según un artículo de The New York Magazine, Madoff consideraba a sus víctimas "ricos egoístas que solo querían más dinero". Había pedido ser liberado de prisión en febrero del año pasado, puesto que tenía una enfermedad de riñón incurable que ya había entrado en una fase letal. Finalmente, sucumbió hoy a este mal.

 

Está pasando