Lunes, 03 de Octubre de 2022 Cielo claro 16.7 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 16.7 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $155
Dólar Blue: $284
Sociedad

Crió a una niña por tres años, pero la justicia se la quitó cuando la quiso adoptar: "Mimi me reconocía como su madre"

Mariana Megías y su grupo familiar recibieron a la pequeña Mimí, con sólo un mes de vida, el 7 de diciembre de 2017. En el marco del programa de una ONG de la provincia de Buenos Aires, el hogar se hizo cargo del cuidado de la niña en calidad de “familia de acogimiento”.

No era la primera vez. Anteriormente, Mariana ya había acogido a un niño de tres meses, al que cuidó durante un año y medio, hasta que fue adoptado. No era lo ideal ni lo convenido, pero con voluntad y acompañamiento institucional, fue una buena experiencia y relató su historia en una conversación para Y Ahora Quién Podrá Ayudarnos.

Tuvimos un hermoso encuentro con su nueva familia y ahora somos familia ampliada de ellos. Nos vemos cotidianamente

Lo ideal para estos casos es que los niños no permanezcan durante más de tres meses con sus familias de transición. Con Mariana, sin embargo, la niña estuvo más de tres años, hasta el punto de reconocerla como su madre. “Fuimos acompañándola, contándole que ya iba a venir su familia definitiva, que nosotros éramos compañeros de este tramo. Pero empezó a pasar el tiempo y su situación no se definía”, dijo.

“Su causa de ella estuvo detenida por meses, con muchas irregularidades de todas las partes. Nos pasamos el año de pandemia manifestándole a la ONG que queríamos hablar con el tutor, porque desde sus dos años con tres meses, la niña ya nos estaba diciendo que éramos su familia. No sabíamos contestar a esto y sentimos que era nuestra responsabilidad hacer que la justicia escuchara esto”, relató.

Mariana MegíasPor eso, cuando la niña cumplió tres años, se presentó una medida cautelar de no innovar y un pedido de guarda para su adopción definitiva. Sin embargo, el 2 de diciembre de 2020 la Justicia resolvió que la pequeña fuera recibida por otra familia de acogimiento, con quien Mariana asegura que solo se vincularon durante 4 horas. La peor noticia llegó el jueves pasado: Mimi fue dada en adopción.

Mariana, entonces, decidió hacer pública la situación. “Porque lo que nos sucede a nosotros es parte de nuestra responsabilidad. Pero lo que le sucede a la niña, no. Ella es una completa víctima de todo esto. Para nosotros, es como enamorarse, que te abandonen y bueno, luego te vuelves a enamorar. Pero para una niña de tres años es totalmente perjudicial. Le están produciendo un desgarro que tal vez no pueda acomodar nunca”, mencionó.

Yo sigo apelando y confiando que los jueces sean sensibles. Esta historia no está terminada y debe tener otro final".

Hoy, Mariana Megías no sabe dónde está Mimi y la jueza Mónica Cecilia Fernández, del 84° juzgado civil de la Ciudad de Buenos Aires, denegó la posibilidad de que retenga a la niña, “solo porque las familias de acogimiento no pueden optar a la adopción. Nuestro caso es una causa modelo de lo que no debe suceder. Esto es lo absurdo de la ley de adopción. Si no querés que te pida la adopción, resolvé antes. No me dejés a un niño por tres años. Definime transitorio entonces”, dijo.