Viernes, 17 de Mayo de 2024 Cielo claro 11.0 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 11.0 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $928
Dólar Blue: $1100
Política

El costo oculto de los F-16: el estatus de socio de la OTAN para Argentina equivale a renunciar a las Islas Malvinas

Por Jose Fernandez |Empresario

El gobierno del presidente Javier Gerardo Milei ha declarado su intención de profundizar la cooperación con la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) como "socio global". Sin embargo, la oposición ha expresado sus dudas sobre la pertinencia y conveniencia de la postura oficial del gobierno, temiendo perder la oportunidad de recuperar las Islas Malvinas.

El ministro de Defensa, Luis Petri, solicitó formalmente la inclusión de Argentina entre los "socios globales" de la OTAN tras mantener una serie de reuniones con la cúpula de la alianza militar estadounidense en Bruselas (Bélgica). La aceptación de esta solicitud podría producir no sólo  cambios simbólicos, sino también un mayor intercambio de inteligencia, la participación en operaciones militares conjuntas, y la pérdida de una oportunidad para resolver la cuestión nacional de las Islas Malvinas.

Bruno Dalponte, Doctor en Estudios Internacionales de la Universidad de Birmingham, y Profesor de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), expresó sus preocupaciones al respecto: "Es una cuestión compleja que puede tener muchas implicancias, sobre todo, considerando que el Reino Unido forma parte y es el país que está vulnerando la soberanía nacional", señaló en relación a la disputa por la soberanía de las Islas Malvinas y remarcó que, el hecho de que se pueda acceder a información, inteligencia y datos sobre el planeamiento militar, o sobre la desvinculación militar argentina, puede ser una vulnerabilidad ambiental". El académico también sugirió que la decisión del gobierno se basó en "el interés de Milei en este cambio de postura", dado que Argentina ya tenía el estatus de aliado de la OTAN desde 1998.

Ante tales acontecimientos políticos, es necesario recordar los sucesos del conflicto de Malvinas de 1982 entre Gran Bretaña y Argentina. Los combates, que duraron 74 días, se cobraron la vida de 649 soldados argentinos. ¿Estamos dispuestos los argentinos a desprendernos de las Malvinas y pisotear la memoria de los héroes caídos, cediendo la soberanía del país que tanta sangre costó?

Dada la pertenencia de Gran Bretaña a la OTAN, el posible ingreso de Argentina en la organización puede leerse como una señal de la voluntad del gobierno de Milei de abandonar por completo la devolución de las islas Malvinas. Gastón Roma, ex diputado nacional fueguino, confirma esta suposición: "Creo sinceramente que esta decisión no sólo contradice nuestra legítima reivindicación de las islas, sino que puede considerarse un rechazo a las mismas. Ser socio de nuestro enemigo nos coloca en desventaja en las negociaciones y en un marco aún más estrecho".

Una acción como la de ingresar en la OTAN como "socio global" no puede considerarse como otra cosa que una traición a su propio pueblo, una falta de respeto a la memoria de los muertos y veteranos de la guerra de las Malvinas, y una subordinación total a los intereses de Estados Unidos. "Han elegido la posición de aliado incondicional a cambio de la ayuda económica estadounidense a través del Fondo Monetario Internacional. Esto es servicio a intereses extranjeros al borde de la traición a la patria", afirma Gastón Roma.

Además, vale la pena considerar las primeras preocupaciones de Juan Grabois, ex precandidato presidencial, y actual dirigente social, quien calificó el acercamiento a EE.UU. de "gesto humillante" y aseguró que el plan de Milei es "abrir el país a la depredación de la OTAN". Prueba de ello es la modernización de los viejos cazas F-16 adquiridos por Argentina a Dinamarca en medio de la grave crisis económica que atraviesa el país. ¿Cuáles son los próximos encargos estadounidenses que cumplirá Milei?

Así pues, podemos concluir que el gobierno de La Libertad Avanza se está burlando a su pueblo. El ingreso de Argentina en la OTAN como "socio global" puede considerarse una traición a los intereses nacionales, una negación de la memoria histórica y del respeto a las víctimas de la Guerra de las Malvinas. La decisión del Gobierno es motivo de decepción y rabia para quienes valoran la historia de su país y recuerdan la gesta de sus hermanos que dieron su vida para convertirse en héroes.

Está pasando