Miércoles, 12 de Junio de 2024 Nubes 15.9 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 15.9 °C nubes
 
Dólar BNA: $943
Dólar Blue: $1258
Economía

10 trucos para hacer que el aire acondicionado del auto consuma menos nafta

nafta

Es sabido que, en verano, los autos consumen más nafta debido al aire acondicionado. En el contexto de los nuevos aumentos de combustible, estos trucos para ahorrar nafta sin dejar de refrescarse son imprescindibles.

Desde hoy, la nafta registra aumentos del 30%, cifra que se suma a sucesivas subas que ha experimentado el combustible desde la asunción de Javier Milei. Así, encontrar maneras de ahorrar combustible se vuelve una necesidad.

Refrescar el habitáculo le consume al auto muchísima energía y, por consiguiente, muchísimo combustible. El incremento del consumo respecto a no encenderlo es del 15 al 25%, un promedio de gasto extra de 300 litros por año. ¿Cuáles son las claves para reducir el consumo de nafta por parte del aire acondicionado?

Los trucos para evitar gastar mucha nafta con el aire acondicionado del auto

  1. Evitar el llamado "efecto horno": si se deja el auto al sol con la puerta y las ventanillas cerradas, la temperatura interior puede alcanzar los 70 grados. Esto hará que lleve más energía refrescar el coche. Para evitarlo, se debe dejar el auto a la sombra o cubrirlo con parasoles o pantallas.
  2. Encender el auto con las ventanillas bajas: se recomienda que el primer enfriamiento se haga con el ingreso de aire del exterior, no con el aire acondicionado.
  3. Usar el recirculador: la "flechita doblada" que viene en el tablero de los vehículos es fundamental para ahorrar combustible, ya que permite enfriar el auto con el aire que ya esta circulando y no trayendo desde afuera. De todas formas, debe alternarse para que los vidrios no se empañen.
  4. Apuntar el aire frío hacia arriba: esto evita que el flujo de aire "se pierda" yendo al parabrisas o al piso. Esto es así porque el aire frío tiende a bajar, a diferencia del caliente.
  5. Despejar el piso del auto: para evitar poner el aire a mayor potencia, se debe despejar el suelo, que impide el paso del flujo de aire.
  6. No excederse con la temperatura: no debe ser menor a 24 grados e idealmente estar entre los 25 y 26.
  7. Encender el aire en rutas y autopistas: a diferencia de lo que el sentido común podría decir, es mejor encender el aire antes que bajar las ventanillas en ruta o autopista. Esto responde a una cuestión aerodinámica, que genera más resistencia del vehículo (y por consiguiente, más gasto de energía) cuando se lleva las ventanas bajas.
  8. Desactivar el aire antes de terminar el viaje: se debe mantener la ventilación, así el sistema seguirá "soplando" aire frío sin utilizar el compresor.
  9. Mantener los filtros de aire en condiciones: de esta forma se mantiene su eficiencia y se evita consumir excesiva cantidad de combustible. Estos filtros se deben cambiar cada 15 mil kilómetros.
  10. Revisar que las tomas de aire no estén tapadas: se trata de las que se encuentran en el exterior del vehículo, que pueden estar interrumpidas por ramas, hojas, etc.